22 de junio de 2021, 20:02:52
Mundo

AL 100% ESCRUTADO, EL 'NO' SE IMPONE CON EL 61,31% FRENTE AL 38,69 DEL 'SÍ'


Grecia dice 'no' a Europa

Efe

Los griegos han enviado un 'no' rotundo a Europa al rechazar con una amplia mayoría en el referéndum celebrado en Grecia la propuesta presentada por los acreedores. Con el 100% de los votos escrutado, el 'no' se ha impuesto con el 61,31% frente al 'sí', que ha obtenido el 38,69%. El líder de la oposición, Andonis Samarás, dimitió de la presidencia del partido tras la derrota del "sí".


Los griegos han enviado un "no" rotundo a Europa al rechazar con una amplia mayoría la propuesta presentada por los acreedores y sobre la que se expresaron en el referéndum celebrado este domingo en Grecia.

Con el 100% de los votos escrutado, el "no" se ha impuesto con el 61,31% frente al sí que ha obtenido el 38,69%, un reflejo de que el pueblo heleno ha dado la espalda a las políticas de austeridad.

La participación superó el 62,5%, muy por encima del 40% que exigían las normas para que el resultado fuese considerado válido.

"El referéndum de hoy no tiene vencedores ni vencidos. Es una victoria en sí mismo. Demostramos que la democracia no puede ser chantajeada", dijo el primer ministro griego, Alexis Tsipras, en un mensaje televisado.

Destacó que ahora es el momento de "restablecer la cohesión social", pues la convocatoria de esta consulta ha generado un clima de división entre los partidarios de una y otra opción.

El primer ministro aseguró que su Gobierno reiniciará este lunes las negociaciones con los acreedores para tratar de alcanzar un acuerdo con las instituciones y señaló que la prioridad es la reapertura de los bancos.

Una de las peculiaridades de este referéndum es que se ha celebrado bajo la imposición de un control de capitales que dura ya una semana.

Tsipras añadió que en esta ocasión entrará en la negociación la reestructuración de la deuda, una necesidad que, dijo, incluso ha reconocido el Fondo Monetario Internacional, que forma parte junto con la Comisión Europea y el Banco Central Europeo de las instituciones acreedoras.

Expresó su confianza, además, en una solución al problema de liquidez de la banca y afirmó que el Banco Central Europeo "se da cuenta de la dimensión humana de la crisis".

Tras conocerse la victoria del "no", también se pronunció en una declaración pública el ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, quien afirmó que a partir de mañana lunes, con el rotundo "no" del pueblo griego, el Gobierno podrá "tender una mano de cooperación" a los socios e intentar buscar con ellos un "lugar común".

Varufakis señaló que el "'no' es un 'no' a la austeridad. Es un regreso a los valores de Europa".

Pese al tono conciliador, el ministro reafirmó sus críticas a las instituciones al recalcar que "durante cinco meses rechazaron todo debate sobre la austeridad y la deuda".

Tras conocerse los primeros resultados, los miembros del Gobierno coincidieron en afirmar que la victoria del "no" fortalece la posición del Ejecutivo en las negociaciones, ya que envía el mensaje a Europa de que los griegos desean un mejor acuerdo que ofrezca nuevas perspectivas de futuro.

El resultado del referéndum se cobró ya hoy su primera víctima política, el presidente del principal partido de la oposición, Nueva Democracia, Andonis Samarás, que había hecho campaña por el "sí".

"El Gobierno tiene ahora la responsabilidad de lograr un acuerdo que evite que el país se hunda. La victoria del 'no' algunos la traducirán en Europa como voluntad de salir de la eurozona. Llamo a los socios a ayudar a Grecia a permanecer en el euro", dijo el líder de Nueva Democracia y ex primer ministro conservador.

Miembros de su partido pidieron al Gobierno que haga todo lo posible para que el país "vuelva a la normalidad" cuanto antes y le instaron a tratar de rebajar la división social.

Nada más publicarse las primeras cifras del recuento de votos, miles de personas acudieron a la céntrica plaza Syntagma, donde se prevé que las celebraciones se alarguen hasta la madrugada y donde el viernes el "no" hizo ya una demostración de fuerza al congregar a más de 25.000 personas para escuchar el discurso de cierre de campaña de Tsipras.

Reacciones en Grecia
El ex primer ministro y líder de Nueva Democracia, Andonis Samarás, dimitió de la presidencia del partido conservador tras la derrota del "sí" en el referéndum.

"Hoy dimito del liderazgo de Nueva Democracia y pedí a Evángelos Meimarakis asumir provisionalmente la presidencia", señaló Samarás, quien cedió así el cargo al expresidente del Parlamento y actual diputado.

Samarás, quien llevaba bajo presión interna desde la derrota electoral en enero pasado, tomó esta decisión tras conocerse que el "no" se había impuesto con rotundidad en el referéndum sobre la propuesta de acuerdo de los acreedores.

"El pueblo decidió en un referendo de división. El Gobierno tiene ahora la responsabilidad de traer un acuerdo que evite que el país se hunda. La victoria del 'no' algunos la traducirán en Europa como voluntad de salir de la eurozona. Llamo a los socios a ayudar a Grecia a permanecer en el euro", dijo Samarás, quien había pedido el apoyo al acuerdo.

Samarás subrayó que lo importante ahora es alcanzar un acuerdo "sostenible".

"Llamamos al Gobierno a lograrlo sin retraso", y a aislar a los que están a favor de la división", dijo Samarás quien afirmó que todas las decisiones difíciles que tuvo que tomar como primer ministro "fue para evitar algo peor para el país".

"Nuestra patria atraviesa momentos críticos, y Nueva Democracia debe jugar un papel importante", recalcó.

Desde el cierre de los colegios electorales, el primer ministro se encuentra en el palacio de Maximu, sede del Gobierno, siguiendo los resultados, acompañado de algunos miembros de su equipo.

El portavoz del Gobierno, Gavriil Sakelaridis, afirmó que el Ejecutivo espera reanudar las negociaciones con los acreedores para llegar "inmediatamente" a un acuerdo. "Las negociaciones que van a comenzar tienen que terminarse inmediatamente, incluso dentro del plazo de las próximas 48 horas", aseguró Sakelaridis en declaraciones a la cadena privada de televisión ANT1.

Sakelaridis informó además de que el Banco de Grecia va a solicitar este mismo domingo liquidez adicional al Banco Central Europeo (BCE) a través del mecanismo de prestamos de emergencia (ELA). "Mañana se reúne el consejo de gobierno del BCE. Hay argumentos válidos a favor de una mayor financiación del ELA", dijo.

El coordinador del equipo negociador, Euclidis Tsakalotos, señaló, a su entrada a Maximu, que el Ejecutivo negociará "una solución que sea económicamente sostenible".

Por su parte, el ministro de Sanidad, Panayotis Kurublís, apuntó que este resultado "fortalece a Tsipras, pero le traslada una gran responsabilidad; unir a la nación y crear un amplio frente patriótico para que se inicie inmediatamente la negociación y tenga un resultado que responda a las aspiraciones del pueblo".

El ministro de Trabajo, Panos Skurletis, coincidió en que la victoria del "no" refuerza al Ejecutivo en su esfuerzo de lograr un acuerdo que ofrezca "nuevas opciones".

El principal partido de la oposición en Grecia, el conservador Nueva Democracia, pidió al Gobierno que haga todo lo posible para que el país "vuelva a la normalidad" cuanto antes. "Espero que el país vuelva a la normalidad como prometió el primer ministro. Si la normalidad no vuelve en 48 horas el país se dirige hacia una tragedia que será responsabilidad de este Gobierno", aseguró el diputado de Nueva Democracia y ex presidente del Parlamento Vangelis Meinmarakis.

Asimismo, manifestó que "nadie puede prever lo que pasará si el Gobierno se sigue comportando como ha hecho durante los últimos cinco meses".

También el diputado conservador Miltiadis Varvitsiotis señaló que, por ahora, lo único que hay es "polarización y división".

La líder del socialdemócrata Pasok, Fofi Yenimatá, pidió a Tsipras que "cumpla su compromiso" y consiga un acuerdo "sostenible" en las próximas 48 horas.

"Ahora es la hora del primer ministro. Debe cumplir su compromiso de lograr un acuerdo (con los acreedores) en 48 horas", dijo Yenimatá, quien fue la primera líder de un partido que apareció ante los medios tras perfilarse la victoria del "no".

La consulta
La pregunta de la consulta era la siguiente: "¿Tenemos que aceptar el proyecto de acuerdo que fue presentado por la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional en el Eurogrupo del 25/06/2015, que se compone de dos partes y que constituyen su única propuesta?". Tras esta cuestión, la papeleta aclara que las dos partes constan de un primer documento titulado "Reforms for the completion of the Current Program and Beyond" («Reformas para la finalización del programa actual y más allá") y un segundo llamado «Preliminary Debt sustainability analysis» (Análisis preliminar de la sostenibilidad de la deuda).

Para responder, los votantes tenían que marcar con una cruz la casilla del "nai" (sí, las acepto), o del "oxi" (no las acepto). Para que el resultado del referéndum sea considerado válido, las normas exigen una participación de al menos el 40 % del electorado.

La particularidad de este referéndum es que se ha celebrado en medio de un corralito, pues Grecia cumple el séptimo día con los bancos cerrados y un catálogo de restricciones bancarias. Según la viceministra de Finanzas, Nadia Valavani, es la primera votación de este tipo que se celebra bajo la imposición de un control de capitales.

La campaña electoral para esta consulta concluyó la noche del viernes con dos multitudinarias concentraciones en el centro de Atenas, en que más de 40.000 personas, según la policía, mostraron su apoyo al 'sí' y al 'no'.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es