27 de febrero de 2020, 6:00:52
Editorial


Baja el independentismo en Cataluña



Por primera vez, son más los catalanes partidarios de seguir formando parte de España que los que desean la secesión. El dato procede de un sondeo encargado por la propia Generalidad, lo que le da aún más relevancia. Convergencia, lo que queda de Unió, Esquerra y CUP son conscientes de ello, lo que explica que de un tiempo a esta parte no polemicen mucho en público los unos con los otros por temor a seguir perdiendo apoyos.

Con todo, el dato en cuestión tiene trampa. Sí, es cierto que el secesionismo se va desinflando; pero habría que preguntarse si los partidarios de Podemos integrados inicialmente en el bando no nacionalista están bien donde están. Ada Colau y Pablo Iglesias siempre se han movido en una calculada ambigüedad que, hasta la fecha, les ha dado resultado. Ni son secesionistas ni dejan de serlo. Simplemente, ponen sobre la mesa otras prioridades, y dado el hartazgo de la sociedad catalana con el monotema de la independencia y los casos de corrupción de CiU -aquí sí es aplicable la unión de ambos partidos- resulta lógico el atractivo del que viene con algo diferente.

Por parte de Convergencia, Mas debería estudiar los resultados electorales de su partido en las últimas citas electorales. Así vería lo mal que les ha ido haciendo seguidismo a Esquerra -quien ya había fagocitado al PSC en la etapa del tripartito-, y cómo esta vez su estimación de voto sigue cayendo. Sea o no Podemos independentista, lo cierto es que está trastocando los planes del nacionalismo.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es