18 de agosto de 2019, 9:55:16
Sociedad

BIAR (ALICANTE)


Crónica religiosa: Tapar a cristo

Rafael Ortega

Biar (Alicante) no quiere que una talla de Cristo se exhiba en actos oficiales.


Es el deseo de muchos: hay que tapar a Cristo sea como sea. Ahora el turno ha sido del ayuntamiento de Biar, un pueblo de Alicante, que no ha querido que la talla de Cristo, que está en el salón de plenos del Ayuntamiento se exhiba en actos oficial.

Para lograr tal propósito ha hecho falta que el tripartido municipal que forman Psoe, Compromís e Izquierda Unida, ha acordado que al imagen de Cristo se tape cuando se celebren plenos u otros actos oficiales “de acuerdo a la neutralidad de los poderes públicos que dicta la Constitución”.

La imagen del Cristo crucificado pertenece al Ayuntamiento desde la época foral y se recuperó en la remodelación que se hizo en el edificio en el siglo XIX. Según el concejal de Compromís, Juan Luís Escoda “es una peculiaridad del Ayuntamiento y, por tanto, se tiene que visitar como una parte de la historia”.

Absurda explicación que hace que este tipo de noticias que alegren a más de uno, los mismos que protagonizan y proclaman la libertad para sí y no para los demás. Ya ni la imagen doliente del Cristo crucificado podrá estar en el salón de plenos de Biar. Molesta el que dio la vida por nosotros y el que nos enseñó a “amar al prójimo más que a uno mismo”. Esta noticia entra en el anecdotario al que nos tienen acostumbrados algunos, que piensan que unas imágenes pueden distraerles de sus “destacadas funciones”.

La otra importante noticia en esta crónica religiosa semanal, con la que damos la bienvenida a agosto, es el cambio de pastor en la diócesis de Lleida. Así, el Papa ha nombrado al hasta ahora obispo de Menorca, monseñor Salvador Giménez Valls, nuevo titular y ha aceptado la renuncia del hasta ahora obispo, monseñor Joan Piris que cumplió 75 años, el pasado 14 de septiembre, la edad de jubilación de los obispos, según dicta el Derecho Canónico.

Monseñor Giménez Valls tiene 68 años y nació en Muro de Alcoy, localidad de Alicante. Es bachiller en Teología por la Universidad Pontificia de Salamanca y Licenciado en Filosofía y Letras por la Universidad de Valencia. Antes de su partida a Menorca, fue párroco, director de colegio Claret de Xátiva y delegado de enseñanza. En la actualidad es miembro de las Comisiones de Enseñanza y de la de Medios de Comunicación Social de la Conferencia Episcopal Española.

Monseñor Piris presidió la Comisión de Medios y a él tengo que agradecerle, particularmente, la cercanía y ayuda a todos los profesionales de los medios, así como la magnífica labor realizada en Lleida. Enhorabuena a los dos y mi pesar para los que quieren “tapar a Cristo”.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es