23 de septiembre de 2019, 15:53:32
Economía

RESULTADOS Y JUNTA DE ACCIONISTAS


El Corte Inglés factura 14.592 millones de euros, un 2,6% más

EL IMPARCIAL

El Corte Inglés ha cerrado el ejercicio 2014 con un beneficio de explotación (Ebit) de 295,71 millones de euros, es decir, un 58,8% más que el año anterior. La cifra de negocio consolidada se situó en 14.592,03 millones de euros, un 2,6% superior al ejercicio precedente.


El Grupo El Corte Inglés ha cerrado el ejercicio 2014 con una notable mejora de en su actividad, lo que ha propiciado un beneficio de explotación (Ebit) de 295,71 millones de euros, es decir, un 58,8% más que el año anterior. La cifra de negocio consolidada se situó en 14.592,03 millones de euros, un 2,6% superior al ejercicio precedente, según el Informe de Gestión y las Cuentas Anuales cerradas a 28 de febrero de 2015.

El resultado bruto de explotación (Ebitda) superó los 826,39 millones de euros, un 14,5% superior al año anterior. Los fondos propios alcanzaron los 8.942,76 millones de euros, un 0,5% más.
El beneficio neto consolidado alcanzó los 118,08 millones de euros, un 32,3% inferior en el comparativo debido a los extraordinarios del ejercicio anterior que incluían las plusvalías resultantes de la venta del 51% de Financiera El Corte Inglés, así como por los costes de la reordenación financiera realizada en esos doce meses.

La compañía ha conseguido un aumento de ventas superior a la media del comercio minorista español, según comentó en la Junta de Accionistas el presidente Dimas Gimeno, quien añadió: “esperamos que la mejora del clima económico general ayude a mantener esta tendencia tan positiva”. Gimeno señaló también que “nuestra tarea es recuperar los niveles de rentabilidad y resultados anteriores en un mercado cada día más complejo y avanzar en el objetivo de la expansión internacional”.

En este contexto, el Grupo El Corte Inglés ha mantenido el empleo con una plantilla de 91.437 personas, el 92% de las cuales tiene contrato indefinido.

El volumen de inversión ascendió a 448 millones de euros, gran parte de esta cifra corresponden a proyectos, reformas y acondicionamientos de centros comerciales con el objetivo de mantener los niveles de calidad y servicio que caracterizan al Grupo, así como a mejoras tecnológicas e instalaciones.

Junta de accionistas
La Junta General de Accionistas del Grupo El Corte Inglés, celebrada hoy en la Fundación Ramón Areces, ha aprobado todas las propuestas formuladas por el Consejo de Administración respecto de los asuntos incluidos en el orden del día de la Asamblea.

Entre los principales puntos sometidos a ratificación de la Junta General Ordinaria figura la aprobación de las Cuentas Anuales, el Informe de Gestión y la propuesta de aplicación de resultados correspondientes al ejercicio 2014.

Durante la celebración de la Junta se ha procedido a la ratificación, reelección y nombramiento de consejeros. La Junta ha ratificado el nombramiento de la consejera Marta Álvarez Guil y ha procedido a la reelección del consejero y Presidente, Dimas Gimeno y del consejero Leopoldo del Nogal. Además, se ha nombrado como nuevos miembros del Consejo de Administración a Cristina Álvarez Guil y a Shahzad Shahbaz por parte del nuevo inversor.

La Junta de Accionistas ha facultado al Consejo de Administración, por un plazo de cinco años, para que pueda emitir, si así lo decide, hasta un importe de 2.000 millones de euros en valores de renta fija (entre ellos bonos, cédulas, pagarés, obligaciones u otros instrumentos de deuda).

La Junta ha ratificado la reelección como auditores de la Sociedad a la firma Deloitte.

Cambios en los Estatutos
La modificación estatutaria que se ha sometido hoy a ratificación de la Junta General de Accionistas obedece fundamentalmente a la voluntad de modernizar el régimen de gobierno corporativo de la sociedad, incrementando la transparencia e introduciendo reglas de buen gobierno más acordes con la actual realidad social y normativa y las recomendaciones de los reguladores, a lo que debe tender una sociedad de la importancia y reputación de El Corte Inglés.

Los actuales Estatutos tienen su origen en un escenario jurídico muy distinto al actual, y pese a que se han adaptado a las sucesivas reformas, contienen preceptos que ya no se adecúan plenamente a la vigente legislación mercantil.

En concreto, varias de las propuestas ratificadas pretenden adaptar el texto a las reformas introducidas en la Ley de Sociedades de Capital para la mejora del buen gobierno y las que se incorporarán cuando entren en vigor las contenidas en la Ley de Auditoría de Cuentas

Además, los pactos suscritos el pasado 13 de julio de 2015 con Primefin también deben determinar alguna modificación estatutaria menor, concretamente las dirigidas a dotar de mayor claridad y seguridad al régimen de transmisión de acciones, especificando que no hay restricciones a la libre transmisibilidad de las acciones propias que sean titularidad de la sociedad en cada momento. Así como la dirigida a posibilitar que el inversor pueda incorporarse al Consejo de Administración de la sociedad sin necesidad de que reúna previamente la condición de accionista.

Otras modificaciones responden a la conveniencia de actualizar e incorporar algunas mejoras técnicas de actualización y procedimiento, en línea con la actuación de mejora del gobierno corporativo.

Entre la novedades para mejorar el gobierno corporativo de la compañía en cuanto al régimen del Consejo de Administración, y exceptuando las materias reservadas a la competencia de la Junta, se explicita el carácter del Consejo como máximo órgano de gobierno de la Sociedad.

Se incrementa el número mínimo y máximo de integrantes del Consejo, dejándolo fijado entre 10 y 15, dentro de las recomendaciones de buen gobierno, en función de lo que en cada momento decida la Junta. Además, se regula el régimen de sesiones del órgano de administración, con la previsión de que se reúna al menos en diez ocasiones cada año.

En línea con las mejores prácticas de gobierno corporativo, se prevé la creación en el seno del Consejo de una Comisión de Auditoría y Control y otra de Nombramientos y Retribuciones, y se especifica su composición, competencias y modo de funcionamiento.

Además, al amparo de lo previsto en los estatutos, el Consejo ha confirmado la condición del Presidente como primer ejecutivo, con todas las facultades delegadas, salvo las indelegables por Ley o previsión estatutaria.

En materia de transmisibilidad de las acciones, se contempla una clarificación y actualización de las restricciones estatutarias existentes sobre esa materia, manteniendo un derecho de adquisición preferente a favor de la Sociedad y, subsidiariamente, de los accionistas, salvo cuando se trate de disposiciones de autocartera de la Sociedad o, en general, de transmisiones intragrupo, que serán libres.

Por último, y entre otras novedades, se propone desdoblar las actuales acciones de 60 euros de valor nominal en acciones de 6 euros, con atribución a sus titulares de 10 acciones de 6 euros por cada acción de 60 que posean, permitiendo de esta manera que el capital pase a estar representado por acciones de una única clase y serie, de 6 euros de valor nominal.


Operación de entrada del nuevo inversor
En el transcurso de la Junta General de Accionistas, se explicó con detalle la operación con un nuevo inversor que adquirirá el 10% del capital por importe de 1.000 millones de euros procedentes de autocartera.

Esta operación fue explicada y analizada en los sucesivos Consejos de Administración que se han celebrado desde el pasado mes de mayo. Asimismo, se ha facilitado toda la información pertinente en posteriores reuniones a las que asistieron consejeros, asesores de los accionistas, y los profesionales que han prestado el asesoramiento económico y jurídico de la operación. Los asesores de la operación han estado a disposición de los consejeros en las semanas previas a la reunión del Consejo del 10 de julio en la que se aprobó por mayoría la operación con Primefin.

Primefin S.A. es el vehículo luxemburgués del inversor Sheikh Hamad Bin Jassin Al Thani, uno de los mayores inversores globales, quien ha delegado en su asesor personal Mr. Shahzad Shahbaz para que le represente en el Consejo de Administración de El Corte Inglés.

La operación se ha instrumentado a través de un préstamo de nominal de 1.000 millones de euros obligatoriamente convertible en acciones representativas del 10% del capital al vencimiento de tres años. El vencimiento del préstamo tiene un cupón anual del 5,25% pagadero en acciones de la compañía, que darán al inversor un 2,25% adicional del capital social de la empresa. Primefin tiene una opción de venta al tercer año, tras el vencimiento y repago del préstamo, exclusivamente sobre el exceso del 10% del capital.

El préstamo convertible en acciones es un instrumento igual a un bono convertible, muy utilizado por numerosas empresas españolas, y completamente normal para ordenar la movilización de autocartera. Este instrumento facilita que se maximice la valoración para todos los accionistas gracias al interés anual.

El destino de los fondos obtenidos con la operación será, fundamentalmente, la reducción de deuda con los bancos.

El Corte Inglés ha diseñado un plan de negocio a 5 años, habiéndose comprometido en el acuerdo con el nuevo inversor al cumplimiento de los tres primeros. El plan de negocio está referenciado al Ebitda y la compañía prevé su cumplimiento, por lo que no cree que se vaya a producir dicha compensación al inversor.

El contrato con el nuevo inversor contempla también una compensación de hasta un 2% adicional si el valor de la sociedad fuera inferior a 10.000 millones de euros con un tope de hasta 8.333 millones, ante cualquier evento de liquidez después del año 4,5 desde la firma del contrato. Los eventos de liquidez previstos son, entre otros, la venta de acciones por parte de los accionistas mayoritarios o del propio inversor.

La valoración del Grupo, teniendo en cuenta intereses, compensación y canje, se encuentra en el entorno de 11-14 veces el Ebitda de 2014. Las empresas cotizadas en el sector se encuentran en una media de 9-10 veces el Ebitda, por lo que la transacción realizada por El Corte Inglés, se sitúa en la franja de valoración más alta del mercado. A ello hay que añadir que se trata de una operación minoritaria del 10% de la compañía y que no ejercerá control sobre la gestión de la misma. Morgan Stanley emitió una opinión financiera sobre la transacción en la que reflejaba una valoración justa para los accionistas.

La operación ha contado con diversos asesores. El primero es Tereze Capital FZE, firma de consultoría financiera con sede en Emiratos Árabes Unidos cuyo representante es David Barreiro Nogaledo, a través del cual se contactó y negoció con el inversor; el precio de este asesoramiento ha sido del 1,7% del valor de la operación. Morgan Stanley fue el banco de inversión que realizó la opinión de la operación para el Consejo de Administración de la compañía, y en la fase final de la negociación, apoyó con su visión y experiencia; el precio de su opinión y asesoramiento ha sido del 0,35% del valor de la operación. Por último, Baker & McKenzie ha sido el despacho de abogados que intervino en la redacción de los contratos junto con los abogados del inversor, Linklaters.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es