13 de diciembre de 2019, 4:50:52
Mundo

LA ONU PIDE CUOTAS POR PAÍSES PARA LOS 200.000 REFUGIADOS ESTIMADOS


España se prepara para acoger a los refugiados

EL IMPARCIAL/Efe

La Comisión Europea va a proponer el reparto de 120.000 refugiados de forma temporal y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, apela a un acuerdo internacional para resolver la situación en Siria como origen de la crisis. Mientras, en España, crece el número de ciudades y comunidades autónomas que se suman a las iniciativas de Barcelona y Madrid de acoger a refugiados.


El ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ha asegurado que España está "perfectamente dispuesta a asumir la cuota de refugiados que le corresponda", aunque ha dicho que se precisa una política de asilo europea e incluso mundial.

Margallo ha anunciado que en la reunión informal que este viernes mantendrán los ministros del ramo de la UE pedirá una política común de asilo e inmigración europea y la convocatoria del Consejo de Seguridad de la ONU en la que participen los países de origen, de tránsito y de acogida.

El ministro ha recordado que hay que acabar con los conflictos que están provocado el problema. Por eso, ha apostado por "una operación de mantenimiento de la paz acompañada de un diálogo intercultural e interreligioso", además de "tomarse en serio" una política de ayuda económica a estos países.

En este sentido, después de que las ciudades de Barcelona y Madrid hayan anunciado iniciativas para acoger a refugiados que huyen de Siria y de otros países de la zona, otros municipios y varias autonomías se han mostrado este jueves dispuestas a ayudar a estas personas, al tiempo que piden al Ejecutivo una estrategia común.

A la iniciativa de crear una red de ciudades-refugio en España promovida por la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, se han ido sumando o han anunciado que lo están estudiando ciudades como Madrid, Valencia, Alicante, Zaragoza, A Coruña, Pamplona, Palma, Bilbao, Vitoria, San Sebastián, Murcia, Cartagena o Cádiz.

No obstante, la propia Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha hecho un llamamiento para que sea esta institución la que coordine, en colaboración con el Gobierno, el plan local de ayuda a los refugiados al considerar un "grave error" que algunos ayuntamientos planteen iniciativas de forma individual.


Solidaridad y ofrecimiento
El Ayuntamiento de Barcelona, que se ha propuesto como "ciudad refugio", impulsará un registro de familias dispuestas a ayudar o acoger a refugiados. La intención es hacer un registro de personas interesadas en ayudar, que "puede ser de diversas formas de apoyo", incluida la de proponer un alojamiento, ya que las entidades que atienden a los refugiados han mostrado la dificultad de alojar a más personas que piden asilo.

Otros municipios catalanes, como los barceloneses de Berga, Sant Feliu de Llobregat y Sabadell, también se han propuesto para ayudar en la acogida de personas refugiadas.

El Ayuntamiento de Madrid se ha sumado a esta iniciativa y ha avanzado que ha habilitado una partida de hasta diez millones de euros para poner en marcha un plan de apoyo integral de acogida a todas las personas que huyen de la guerra en Siria y otras zonas de oriente.

El plan busca ofrecer protección "integral", "soluciones habitacionales" y apoyo escolar, psicológico y burocrático a los refugiados en la ciudad de Madrid. Sobre el número de refugiados que está dispuesta a aceptar Madrid, la alcaldesa, Manuela Carmena, ha indicado que se ceñirá a los "criterios" del Gobierno.

Al respecto se han pronunciado también el Ayuntamiento de Eibar y el de Palma de Mallorca, que se han ofrecido del mismo modo como ciudades de acogida.

Desde Cataluña, su consejera de Enseñanza, Irene Rigau, ha pedido al Gobierno que haga "una distribución ordenada de los cupos de refugiados" lo más rápido posible a las comunidades autónomas.

"Si hemos de ir más apretados, lo haremos", ha afirmado, en el sentido de que si se ha de facilitar becas y ayudas a los refugiados se hará igualmente.

País Vasco ha creado un grupo de trabajo ante la crisis de los refugiados en Europa y se ha puesto en contacto con el Ejecutivo central para conocer los compromisos adquiridos por el Estado en esta materia.

Igualmente, la Generalidad Valenciana ha exigido al Gobierno central que sea pionero en la Unión Europea y amplíe el cupo de refugiados y ha anunciado que declarará a la valenciana "Comunidad acogedora" de estas personas, 1.500 de las cuales podrían ser atendidas en esta región, según sus cálculos.

En esta línea, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha anunciado la disposición de Galicia a acoger a 300 refugiados sirios, si España "lo necesita", y ha avanzado que prestará también colaboración a las familias que quieran acoger a más refugiados.

Núñez Feijóo apoya la política del Gobierno de España, que es un país con "experiencia", ya que es "frontera" con África.

Extremadura ha ofrecido a Interior sus recursos para facilitar la acogida de refugiados y ha puesto en marcha una línea de cooperación con la CEAR para atender a las personas que pretenden entrar en España.

Por su parte, la Junta de Castilla y León se ha mostrado “absolutamente abierta a cualquiera de las medidas de colaboración con el Gobierno de España” en la acogida de refugiados, como ya hizo anteriormente, en la guerra de los Balcanes, con refugiados bosnios.

El Gobierno foral ha anunciado que está estudiando con la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) la posibilidad de la llegada directa a Navarra de refugiados desde Líbano u otros países limítrofes al conflicto sirio, y a tal fin va a solicitar la oportuna autorización al Ejecutivo central.

Igualmente, el presidente de Canarias, Fernando Clavijo, ha afirmado que el Gobierno insular colaborará con "lealtad" con el Ejecutivo central en acoger en la medida en que se determine a los refugiados que están entrando en Europa.

"Canarias no va a dar la espalda a los refugiados políticas y vamos a colaborar con el Gobierno de España en la medida que le corresponda y en la cuota que le corresponda", ha garantizado Clavijo.

Asturias está en contacto con Acnur, que tiene previsto utilizar parte del fondo de emergencias de la Agencia Asturiana de Cooperación para ayudar a refugiados.

También, el Ayuntamiento de Zaragoza ha mostrado su disposición a ser una ciudad de acogida para inmigrantes y refugiados siempre que se articulen, con contenido, los itinerarios necesarios para disponer de una red de protección a estas personas o familias y que puedan llegar en las mejores condiciones.

No obstante, ha insistido en que el gobierno municipal de Zaragoza considera que el problema de la inmigración se tiene que solucionar en el origen "independientemente de que aquí se de todo el apoyo necesario pero en condiciones".

La Iglesia ofrece sus centros de acogida
Por su parte, la Conferencia Episcopal Española (CEE) ha reclamado “respuestas urgentes y eficaces” ante la catástrofe humanitaria de los miles de refugiados que están llegando a Europa huyendo de conflictos y ha pedido “la más amplia generosidad” de los gobiernos y la comprensión de los ciudadanos para su acogida.

Los obispos han ofrecido sus comunidades y centros de acogida, según han informado hoy en un comunicado, en el que subrayan que Europa ha de implicarse "con mayor empeño en buscar soluciones globales" y los gobiernos, "en primer lugar", y los ciudadanos comprometerse de "manera efectiva".

Para la CEE, "sería horrible" que el hecho de ser "golpeados día tras día" por las noticias de que numerosas personas que huyen "de la guerra o del hambre" mueren trágicamente o se encuentran en situaciones extremas, "acabara anestesiándonos".

"Son hombres, mujeres y niños, en no pocos casos familias enteras, que lo han perdido todo. Sólo les queda la vida, y ésta amenazada", han lamentado los obispos.

La ONU pide cuotas por países para los 200.000 refugiados estimados
La ONU dijo este viernes que las necesidades de reubicación para los refugiados que están llegando a Europa se elevan hasta las 200.000 plazas y que el fracaso del continente en dar una respuesta común a esta crisis únicamente ha beneficiado a las redes de traficantes de personas.

"Una estimación muy preliminar indica que potencialmente se necesitará aumentar las plazas de reubicación hasta las 200.000", dijo el alto comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR), Antonio Guterres.

En la línea de la posición común que ayer anunciaron Francia y Alemania, el alto responsable indicó que todos los países de la Unión Europea deben tener "una participación obligatoria" en el programa masivo de reubicación, del que deben beneficiarse todos aquellos que necesitan protección internacional

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es