14 de diciembre de 2019, 12:36:21
Mundo

CIENTOS MARCHAN ANDANDO HACIA LA FRONTERA CON AUSTRIA


Hungría responsabiliza a los políticos europeos de la situación

Efe

El gobierno magiar dispuso 100 buses para traslados a la frontera.



"Lo que ha pasado en Hungría desde anoche es consecuencia del fracaso de la política de migración de la UE y de las graves e irresponsables declaraciones hechas por políticos europeos", declaró Szijjártó a su llegada a la segunda y última jornada de una reunión informal de ministros de Exteriores de la Unión Europea (UE).

El Gobierno húngaro anunció la noche del viernes que ponía a disposición unos cien autobuses para trasladar a los refugiados en territorio magiar hasta la frontera, una decisión que había sido aprobada poco antes por el Parlamento.

"Empezaron a andar por la autopista y la línea de ferrocarril más importantes del país. Ha ocurrido una situación de emergencia y por eso hemos puesto autobuses para que vayan a la frontera con Austria, que es adonde querían ir", declaró Szijjártó.

El ministro magiar detalló que los refugiados y migrantes que se encuentran en Hungría "cada vez están más agresivos, rechazan la cooperación de las autoridades, no quieren ser registrados (se les toma las huellas y una fotografía) ni ir a los lugares determinados para ellos".

Szijjártó insistió en que la protección de las fronteras exteriores "es muy importante" para su país y que por ese motivo el Parlamento húngaro "ha introducido cambios como que si alguien daña la valla con Serbia y entra ilegalmente comete un crimen", con posibles penas de cárcel o la expulsión.

Añadió que Hungría "seguirá cumpliendo con las regulaciones de Schengen, Dublín y Frontex".

El responsable de la diplomacia húngara recordó que la regulación europea "dice muy claramente que el procedimiento de asilo tiene que tramitarse en el país donde fue recibido".

"Hemos establecido zonas de tránsito en la frontera con Serbia donde tienen la posibilidad de presentar una solicitud de asilo y en diez días se les debe dar una respuesta", apuntó.

Szijjártó dijo que "la prioridad numero uno es la protección eficaz de las fronteras", y confió en "que no se nos critique por cumplir con las regulaciones europeas y defender nuestra frontera".

Los ministros europeos mantendrán este sábado un debate en profundidad sobre la crisis migratoria y de refugiados pero, al tratarse de una reunión de naturaleza informal, no tomarán decisiones.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es