21 de octubre de 2019, 8:02:39
Sociedad

GIRA AMERICANA DEL PONTÍFICE


El Papa se reúne con víctimas de abusos sexuales: "Rendirán cuentas"

Efe

"Los conceptos de matrimonio civil y religioso ya no coinciden", explicó.


"Los crímenes, los pecados de los abusos sexuales a menores no pueden ser mantenidos en secreto durante más tiempo", dijo el papa al comienzo de un encuentro que mantiene en esta ciudad estadounidense con obispos.

"Acabo de reunirme con un grupo de personas abusadas de niños que son ayudadas y acompañadas aquí en Filadelfia con un especial cariño por el arzobispo (de Filadelfia) monseñor (Charles) Chaput y nos pareció que tenía que comunicar esto a ustedes", anunció.

"Lo llevo grabado en el corazón", dijo Jorge Mario Bergoglio sobre el "sufrimiento de los menores que fueron abusados sexualmente por sacerdotes, continúa abrumándome la vergüenza por personas que tenían a su cuidado a esos pequeños a quienes les causaron graves daños", añadió.

"Lo lamento profundamente, Dios llora", exclamó.

"Ustedes, ellos, los supervivientes de abusos se han convertido en verdaderos heraldos de esperanza y ministros de misericordia; humildemente les debemos a cada uno de ellos y a sus famillias nuestra gratitud" por sus actitudes en este asunto, dijo.

La reunión, explicó la Santa Sede, se celebró entre las 8:00 y las 9:00 hora local (12.00 y 13.00 GMT) en el Seminario de san Carlos Borromeo, duró una media hora y en ella el papa se encontró con cinco adultos (dos mujeres y tres hombres) que sufrieron abusos sexuales cuando eran menores.

Todos ellos iban acompañados de un familiar o de una persona de confianza y el grupo estaba acompañado por el cardenal Seán Patrick O'Malley, arzobispo de Boston y el presidente de la comisión creada por el papa para la Protección de los Menores, el arzobispo de Filadelfia, Charles Chaput.

Además estaba presente el obispo Michael J. Fitzgerald, responsable de protección de menores en la diócesis de Filadelfia.

El papa, según un comunicado del Vaticano, escuchó sus testimonios, se dirigió a todos ellos en conjunto y luego habló con cada uno, antes de rezar conjuntamente.

El pontífice "manifestó que comparte su sufrimiento, su dolor y vergüenza por las heridas que les infligieron miembros del clero o colaboradores eclesiales", según la nota vaticana.

"Renovó el empeño personal y el de la Iglesia para que todas las víctimas sean escuchadas y tratadas con justicia, los culpables sean castigados y los crímenes de abuso sean combatidos con un trabajo eficaz de prevención en la Iglesia y en la sociedad".

Por último, el papa agradeció a las víctimas "su contribución esencial para restablecer la verdad y comenzar el camino de la recuperación".


"Los conceptos de matrimonio civil y religioso ya no coinciden"

El papa Francisco dijo que la institución civil del matrimonio y el sacramento cristiano ya no coinciden sustancialmente ni se sostienen mutuamente y apeló a no olvidar "la transformación del contexto histórico".

Este cambio tiene consecuencias culturales, sociales y también jurídicas sobre los vínculos familiares y ello involucra a todos, "creyentes o no creyentes", dijo el pontífice que, además, añadió que a los responsables de la Iglesia "el mundo" les "pide y reclama" una "conversión pastoral" y subrayó: "es vital que hoy la Iglesia salga a anunciar el Evangelio a todos, en todos los lugares, en todas las ocasiones, sin demoras, sin asco y sin miedo".

"El cristiano no es un 'ser inmune' a los cambios de su tiempo y en este mundo concreto, con sus múltiples problemáticas y posibilidades, es donde debe vivir, creer y anunciar", agregó.

Aludió a quienes dicen que "todo pasado fue mejor", que "el mundo es un desastre y, si esto sigue así, ¿no sabemos a dónde vamos a parar?".

"Esto me suena a un tango argentino", exclamó Bergoglio, que arrancó con este comentario las risas de los obispos congregados en el seminario san Carlos Borromeo de Filadelfia.

El pontífice dijo que la sociedad actual es como un centro comercial en el que "lo importante hoy lo determina el consumo. Consumir relaciones, consumir amistades, consumir religiones, consumir, consumir..."

Y agregó que "los vínculos son un mero 'trámite' en la satisfacción de 'mis necesidades" antes de añadir: "hemos hecho de nuestra sociedad una vidriera pluricultural amplísima, ligada solamente a los gustos de algunos 'consumidores' y, por otra parte, son muchos los otros, los que solo 'comen las migajas que caen de la mesa de sus amos".

Dijo que muchas personas van "corriendo detrás de un 'like', corriendo detrás de aumentar el número de 'followers' en cualquiera de las redes sociales".

"Así van -vamos- los seres humanos en la propuesta que ofrece esta sociedad contemporánea. Una soledad con miedo al compromiso en una búsqueda desenfrenada por sentirse reconocido", dijo el papa.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es