22 de septiembre de 2021, 23:21:16
Nacional

EL PRESIDENTE DEL GOBIERNO HA SUBRAYADO QUE SE PRESERVARÁ LA "UNIDAD DE ESPAÑA"


Rajoy anuncia que las elecciones generales serán el 20 de diciembre

EL IMPARCIAL

El presidente del Gobierno ha subrayado que se preservará la unidad de España. EL IMPARCIAL


El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha concedido una entrevista para Antena 3 en la que ha abordado la resaca de las elecciones catalanas subrayando la necesidad de "hacer pedagogía" para desmontar las informaciones "falsas". Asimismo, el mandatario no ha dudado en manifestar de manera rotunda que se preservará "la unidad de España"

"Con los resultados de las pasadas elecciones hay un menor riesgo de declaración de independencia, aunque nunca hubo un gran riesgo", precisó el líder popular en el arranque de su intervención para, a continuación, revelar que validará la suspensión de Arturo Mas si "da más pasos" hacia la secesión -toda vez que ha sido aprobada la reforma del Tribunal Constitucional-. Quiso, además, remarcar la importancia que reside en "respaldar cualquier decisión judicial, como es obligación para el Ejecutivo y para cualquier ciudadano", al tiempo que se mostró receptivo para reformar la Constitución "para ver qué podemos hacer en el futuro, trabajar juntos y superar esta situación". "No podemos estar en esta inestabilidad mucho tiempo, por lo que podríamos hablar de una reforma, pero siempre que no afecte a la unidad de España y a la igualdad de todos los españoles, vivan donde vivan", expuso.

Rajoy, que se negó a opinar sobre la discrepancia pública de José María Aznar y entregó más trascendencia en su mandato a la crisis económica que a la soberanista catalana, prosiguió su exposición confirmando que las elecciones generales se celebrarán el 20 de diciembre -"si se celebraran el día 3 se constituiría el nuevo Parlamento en plenas Navidades"- para regresar, de inmediato, al conflicto entre los órganos rectores catalán y español: "Me tomo en serio las elecciones catalanas. Más del 50% de los ciudadanos dijeron que no querían la indepedencia, además de un 22% que no votaron y que, por lo tanto, no se mostraron a favor (de la secesión). Tenemos que trabajar. Durante años se ha contado a la gente en Cataluña que España les roba, de manera machacona. No es cierto. Tenemos una gran historia detrás y un futuro también, y somos uno de los países más avanzados".

Cuestionado por los presuntos errores cometidos durante el desarrollo del proceso soberanista, declaró que "fallo fue promover la reforma del Estatuto de Autonomía del PSOE; fallo muy grande fue la constitución del tripartito y abandonar la centralidad para aliarse con radicales; y el fallo más importante es el de aquellos que han desafiado a la Constitución abandonando posturas moderadas". "Más que castigarnos a nosotros, vayamos a la mayor y a lo más importante, ya que este proceso es malo para los ciudadanos, para la economía catalana y para los procesos de integración en que se maneja el mundo", sentenció.

Prosiguió su argumentación acentuando la necesidad de transmitir una información completa del marco del proceso. Recalcó que Cataluña es uno de los "grandes motores económicos de España, pero exporta más a Aragón que a todos los países europeos y hay que explicar eso". "No es verdad lo que dicen algunos de que nos roba España", aseveró para incidir, de nuevo, en que "es una falsedad que han machacado inmisericórdemente y se me acusa de inmobilismo". "Eso me decían cuando todo el mundo aconsejaba que hubiera aceptado el rescate y, ahora, podría haber aceptado el referéndum contra la legalidad, pero eso no es ser inmobilista. Es cuestion de pedagogía y de dar la batalla a los que quieren algo ruinoso para recuperar la normalidad", zanjó.


"Hay que hacer un esfuerzo por desmontar algunas cosas que son profundamente inciertas. Podría explicar el esfuerzo de solidaridad conjunta que hicieron los españoles por la situación económica del gobierno de Cataluña, que no podía pagar a los proveedores, ir a los mercados o financiarse. España ayudó y quien le presta dinero es el gobierno del Estado. Y, también han sido muy solidarios con el resto de España, por lo que ayudándonos unos a otros somos mas grandes. Hay que explicar más, trabajar más conjuntamente, dar la batalla y contar lo que nos une", insistió.

"La decisión de llamar a declarar a Mas la ha adoptado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Es un engaño profundamente injusto transmitir que es una decisión del Gobierno. Es una decisión de los tribunales y en democracia, o nos acostumbramos a aceptar las decisiones judiciales o no vamos a ninguna parte. Respetemos a los tribunales porque sería un disparate hacer lo contrario".

El dirigente conservador, que ha denotado la idoneidad de "un poco de rigor" a sus homólogos catalanes, alegó que "CDC, con 30 diputados, se queda en el peor resultado de su historia y eso debería servir de reflexión para aquellos que tomaron la decisión para conducirnos a esta terrible situación". "Espero que vuelva el sentido común y que se hable con sensatez, y, sobre todo, que no nos veamos en la situación de una declaración de independencia", confesó.

Preguntado por una posible reacción gubernamental de aplicación de la suspensión de la autonomía en hipotéticos escenarios, Rajoy comentó que "no quiero afrontarlo sólo con resoluciones judiciales sino políticamente". "Algunos hablan de los sentimientos, pero el problema de afrontarlo así (desde el prisma de la entraña) es que hay gente que tiene sentimientos distintos y la ley está para gobernar la convivencia, porque si unos quieren imponer su sentimiento para liquidar la ley estamos en la ley de la selva, la del más fuerte", planteó, para concluir que "la unidad de los españoles y la soberanía nacional se va a preservar porque lo decidimos todos y no una parte".

Tomó entonces la comparecencia un rumbo alternativo y el entrevistado quiso abrirlo con la defensa como argucia atacante: "Me acusan de Don Tancredo y, sin embargo, hemos hecho reformas como nadie. Se nos critica porque hemos hecho demasiadas pero, es que había que hacerlas para recuperar la economía". "Uno no puede ser un irresponsable de tomo y lomo en temas como el referéndum o la situación de petición de rescate", dijo al aclarar su actuación menos vehemente de lo que reclaman algunos críticos con respecto a ambos temas.

Entró en escena, en correlación, el jefe de la oposición. Rajoy, que reiteró su disposición para hablar con Pedro Sánchez aunque éste sólo ha negociado "con Podemos y con la CUP para quitarle al PP las alcaldías en las urnas", señaló que éste "habla mucho, pero es que lleva un año y pico al frente del PSOE y ha sido absolutamente incapaz de decirnos qué es lo que quiere reformar de la Constitución y tengo el derecho a demandar un poquito de seriedad y decirle: 'Oye, qué quieres hacer y qué quieres cambiar'". Finalizó este apartado el protagonista de la charla testificando que se mantiene dispuesto a departir con el cabeza de filas de Ciudadanos, Albert Rivera, ya que, junto con Sánchez, cree que coincide en "los temas importantes como la unidad de España, la soberanía, la igualdad de los españoles o los derechos fundamentales".

"Nunca jamás he descartado verme con Pablo Iglesias, aunque una cosa es hablar con todo el mundo y otra hacer lo que los demás quieran. Pero es algo normal que los dirigentes políticos hablen. Llevo bastantes años en la vida política y normalmente no se pierde nada con ésto".

Tuvo espacio la conversación para los asuntos de política exterior, tan marcados por el conflicto sirio y la participación -tensión mútua mediante- de Estados Unidos y Rusia. A la pregunta de Gloria Lomana admitió el presidente del Gobierno que "en un primer momento hay que contar con Bachar Al Asad para resolver el conflicto de ese país, aunque después tendrá que apartarse" y transmitió su confianza en que las negociaciones entre el ministro de exteriores ruso, Sergei Lavrov, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, y las cancillerías europeas "puedan ser útiles", haciendo hinapié en que "el enemigo es el Estado islámico". "Luego hay otras personas que sin duda alguna también habrá que apartarlas, pero es fundamental darle duro y atacar a éstos (los terroristas)", especificó.

Concluyó la reflexión en clave electoralista. Formuló Rajoy en primer término que "el Partido Popular ha sido el más votado en las elecciones europeas, las municipales y las autonómicas", para continuar esquivando la hoja de ruta sobre pactos post-electorales -"eso ya lo veremos" respondió ante la hipótesis de una no revalidación de la mayoría absoluta-, recordando que "los experimentos se hacen en casa y con gaseosa" -con respecto a Podemos- y refrescando la vigencia y veracidad del "crecimiento economico" que, según sus palabras, no admite ralentizaciones ni hueco para aquellos que lanzan mensajes pesimistas de ataque a los puntos fuertes patrios.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es