18 de septiembre de 2019, 1:14:10
Crónica Política

EL PP SE ENFRENTA A UNA DE LAS CRISIS INTERNAS MÁS GRAVES DE SU HISTORIA


Postulan a Feijóo como posible sustituto de Rajoy tras el veto de Rivera

Elena G. Antón

El PP suma una crisis tras otra, afectando a la unidad del partido y debilitando a Rajoy. Por E.G.A.


La carrera hacia las próximas elecciones se está tornando a la modalidad de obstáculos para Rajoy. Y es que los últimos días han sido auténticas jornadas negras para un presidente que cada día suma más detractores dentro y fuera de un partido sacudido por una crisis tras otra.

Las críticas a su gestión en el Gobierno, lanzadas desde todos los vértices, podrían apartar a Rajoy de la candidatura a la Presidencia, sumando como elemento clave el veto de Ciudadanos, único partido con el que el PP podría optar a hacer un pacto tras el 20D y cuyo líder, Albert Rivera, ha dejado claro que no apoyará un Gobierno presidido por Rajoy.

En el posible escenario de que el PP necesitase a C’s para formar Gobierno y la salida de Rajoy se mantenga como requisito imprescindible para contar con el apoyo de la formación emergente, voces de dentro del partido apuntan a que el actual presidente de la Xunta, Alberto Nuñez Feijóo, podría ser el sustituto para la Presidencia nacional.

La intervención de Feijóo en el último debate sobre el estado de la autonomía, donde se mostró visiblemente emocionado y pronunció unas palabras finales que se podrían entender como una despedida, han acrecentado el rumor de que el líder de la Xunta pase al plano nacional.

Lluvia de crisis y críticas
Hace algo más de dos semanas, el expresidente José María Aznar analizó los resultados en Cataluña en clave de crítica para Rajoy y la gestión que se ha hecho del partido en los últimos tiempos, calificando la situación como “el peor escenario posible” para el PP.

A seguir cuestionando al presidente y su Gobierno llegó luego Bruselas con su declaración de desconfianza en el cumplimiento del objetivo de déficit en 2015 y 2016, a la vista de los Presupuestos presentados.

Mientras tanto, en el PP vasco se tambaleó todo cuando su presidenta, Arantza Quiroga, presentó una ponencia para la convivencia en Euskadi con un pacto que incluía a EH Bildu. El propio PP desautorizó a Quiroga, que terminó retirando la moción y dimitiendo una semana más tarde.

El mismo día que dimitía la presidenta vasca -cargo que ocupará ahora Alfonso Alonso- el PP y Rajoy se veían sacudidos por otras dos crisis: las incendiarias declaraciones de Cristóbal Montoro en El Mundo, en las que tuvo palabras críticas para Rajoy, Aznar, Margallo y Rato, y una carta abierta de Cayetana Álvarez de Toledo, publicada en el mismo medio, en la que renegaba de Rajoy y de presentarse en las listas populares con él como presidente.

A este cóctel de crisis se han sumado un día después las declaraciones del ministro de Economía, Luis de Guindos, que ha insistido en que su voluntad es abandonar el Gobierno tras el 20D, aunque el Partido Popular ganase y su líder le pidiese seguir en el cargo. La postura del ministro viene a fortalecer la percepción de descontento y desunión en las filas populares.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es