24 de mayo de 2019, 10:53:34
Nacional

CONSULTA SOBERANISTA


El Parlamento Vasco tramita el proyecto de consulta con oposición de PSE y PP



Los grupos que apoyan al tripartito, PNV, EA y EB, se han manifestado a favor de tramitar por la vía de lectura única de este proyecto, que podría ser votado en un pleno el próximo día 27, aunque la fecha todavía no está fijada.

Tras la reunión de la Mesa, el "popular" Carmelo Barrio ha recordado que este órgano de Gobierno de la Cámara rechazó en mayo de 1998 tomar en consideración otra proposición de ley para celebrar una consulta en el País Vasco debido a su "manifiesta inconstitucionalidad", según decía un informe elaborado entonces por los servicios jurídicos de la Cámara. Tras la calificación de la Mesa del proyecto, al ser de lectura única, no pasará el trámite habitual de comisión y ponencia, por lo que únicamente será debatido en una sesión plenaria, en la que, además, los grupos no podrán presentar enmiendas.

La vicepresidenta primera del Parlamento, Isabel Celaá (PSE-EE), ha explicado a los medios de comunicación que se ha opuesto a la tramitación de este proyecto de ley porque es "ilegal" y porque supone un "fraude de ley que burla" la capacidad de los parlamentarios de participar en política, al impedirles la presentación de enmiendas. Celaá, que ha reconocido que no van a tomar ninguna medida legal hasta que, en su caso, se apruebe el proyecto en el Parlamento, ha insistido en que la consulta no se va a celebrar, porque la Cámara no puede regular sobre esta materia. Ha añadido además que los argumentos que acompañan al proyecto, el supuesto "hastío" de la sociedad o el "bloqueo" de las negociaciones con el Gobierno central, según el Reglamento del Parlamento, no motivan que se tramite por lectura única.

Por su parte Carmelo Barrio (PP) ha insistido en el carácter "manifiestamente inconstitucional" del proyecto, que tampoco se adecúa al reglamento de la Cámara, porque "vulnera de manera fehaciente" la capacidad de actuación de los parlamentarios. Barrio ha anunciado que su grupo presentará un escrito de reconsideración de la decisión de hoy de la Mesa -con lo que tendrá que debatirlo la junta de portavoces en una fecha próxima- y que no descarta emprender otras acciones, como presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional. El informe recordado por Barrio hacía referencia a una proposición de ley presentada en mayo de 1998 por Raúl Reyero, de Unidad Alavesa, sobre la celebración de una consulta popular para conocer si los ciudadanos vascos desearían ser consultados sobre la independencia de Euskadi.

El informe, en el que se basó luego la Mesa para no admitir a trámite la iniciativa, establecía que con ésta se pretendía que el Parlamento Vasco legislase sobre una materia "usurpando competencias atribuidas a instancias estatales". En el documento, en el que se reiteraba la "patente inconstitucionalidad" de la iniciativa, se advertía de que el Parlamento debe aprobar leyes "con arreglo a los parámetros" del ordenamiento vigente, por lo que la Mesa de la Cámara debe "verificar si una propuesta" los respeta. El trabajo de 1998 de los letrados del Parlamento recalcaba que estaban ante una iniciativa "con una finalidad política determinada, pero sin ningún soporte jurídico", por lo que propusieron que aquella iniciativa se reconvirtiera en una proposición no de ley.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es