17 de agosto de 2019, 19:29:32
Cultura

EL DOMINGO 22 DE NOVIEMBRE EN EL CENTRO NACIONAL DE DIFUSIÓN MUSICAL


Serse, la ópera más cómica de Haendel, abre el ciclo Universo Barroco

Alicia Huerta

Jean-Christophe Spinosi dirige al Ensemble Matheus en esta producción que ya ha cosechado grandes éxitos en su paso por Versalles y Estocolmo. Por Alicia Huerta.


El Centro Nacional de Difusión Musical inaugura el domingo 22 de noviembre la quinta temporada de su ciclo Universo Barroco con el emblemático Ensemble Matheus interpretando la ópera Serse de Haendel bajo las órdenes de Jean-Christophe Spinosi. Este año, el ciclo cuya espina dorsal es la ópera barroca en concierto cuenta con cinco recitales que se desarrollarán hasta el 24 de abril de 2016 en la Sala Sinfónica del Auditorio Nacional de Música de Madrid. Convertido ya en un referente dentro de las citas internacionales dedicadas a la música barroca, por su programación han pasado los grandes nombres de la música histórica actual y, en especial, los grandes especialistas en la ópera de ese periodo como William Christie, Alan Curtis, René Jacobs, Christopher Hogwood, Jordi Savall, Andrea Marcon, Marc Minkowski, Thomas Hengelbrock, Paul McCreesh, Robert King, Philippe Herreweghe y Fabio Biondi, al frente de conjuntos como Il Complesso Barocco, Les Arts Florissants, Les Musiciens du Louvre, Hespèrion XXI, The English Concert, Ensemble Matheus o The Academy of Ancient Music. También dirigiendo a voces como las de Joyce DiDonato, Cecilia Bartoli, Philippe Jaroussky, Karina Gauvin, Bejun Mehta, Marie-Nicole Lemieux, Romina Basso, Vivica Genaux, Ann Hallenberg, Carlos Mena, Roberta Invernizzi y Florian Boesch, entre muchos otros.

Esta edición mantiene el elevado nivel de los intérpretes y propone tres títulos de Haendel. Además de Serse, el 14 de diciembre podrá escucharse el oratorio Susanna, con la Wiener Akademie dirigida por Martin Haselböck y, ya en enero, Philippe Jaroussky encabezará el reparto de Partenope, dirigida por Riccardo Minasi al frente del conjunto Il Pomo D´Oro, el oratorio de Scarlatti Cain, overo il primo omicidio (con Roberta Invernizzi y Sonia Prina al frente del elenco y la dirección de Ricardo Alessandrini junto al grupo Concerto Italiano) y el proyecto de Jordi Savall, junto a sus inseparables grupos Capella Reial de Catalunya y Hespèrion XXI) para conmemorar el cuarto centenario de la muerte de Cervantes.

Por lo que respecta a Serse, la obra se considera una rara avis dentro de la producción de Haendel. En esta ópera se combinan farsa y sátira, ironía y humor, lo cual la convierte en la más mozartiana de todas las compuestas por el músico sajón. Demasiado moderna para un público, el londinense, que de por sí ya le daba la espalda a la ópera italiana, fue un estrepitoso fracaso: estrenada el 15 de abril de 1738, en el King’s Theatre de Haymarket, sólo se representó cinco veces. Seguramente fue el último intento de Haendel en su obstinado empeño de que el público inglés acabara amando o, al menos, entendiendo la ópera italiana. Ni siquiera sus más incondicionales adeptos se sintieron complacidos con el experimento. El musicólogo y pionero de la crónica musical Charles Burney la consideró como la “peor ópera” de Haendel y no dudó en calificarla de “mezcla de tragicomedia y bufonada”. Paradójicamente, doscientos años más tarde el aria con que se inicia Serse, “Ombra mai fu”, se convertiría en el indiscutible número uno del hit parade de la música barroca, gracias a grabaciones discográficas realizadas en la primera mitad del siglo XX por Clara Butt (1909 y 1915), Enrico Caruso (1920), Richard Tauber (1939) o Kirsten Flagstad (1948). Lo que tal vez pocos melómanos sabían entonces era que Jerjes (Serse) no le canta en esa aria a su amada, sino a un platanero que le proporciona una magnífica sombra en su jardín persa. Y tal vez lo que hoy ignoran muchos amantes del género lírico es que esa “Ombra mai fu” no es sino un arreglo –uno más en la infinita lista de los realizados por Haendel– del aria homónima que Giovanni Bononcini había incluido en su Xerse (Roma, enero de 1694), la cual es asimismo un arreglo de la que figuraba en Il Xerse que Francesco Cavalli compuso en 1654 para veneciano teatro de Santi Giovanni e Paolo.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es