12 de noviembre de 2019, 17:16:34
Sociedad

AYUNTAMIENTO DE MADRID


El límite de velocidad y el aparcamiento funcionan con las multas

EL IMPARCIAL

La segunda fase del protocolo contra la contaminación en Madrid que establece limitaciones de velocidad y que impide a los no residentes aparcar en zonas azules y verdes del centro sólo ha causado molestias a los madrileños y multas.


La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, en una comparecencia junto a la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, ha señalado que el aparcamiento en las zonas reguladas del centro de se ha reducido un 80% tras activarse la segunda fase del protocolo contra la contaminación.

Las responsables municipales han facilitado este dato horas después de entrar en vigor la segunda fase del protocolo queestablecerestriccionesalacirculacióndetráficoporlaconcentracióndedióxidodenitrógeno en la ciudad, que impide,además,circularamás de 70kilómetros por hora en la M-30yotrosaccesos.

La medida ha beneficiado principalmente a los parkings públicos, que han visto como tenían que colgar el cartel de “completo”, y, por supuesto, al propio Ayuntamiento de la capital gracias a los que podrá recaudar con las multas por exceso de velocidad y aparcamiento.

En este sentido, la delegada madrileña de Medio Ambiente ha prometido comprensión a la hora de multar, pero mientras se “libraban” de la sanción en algunos distritos de la ciudad, como Chamartín o Ventilla, en zonas como Moncloa-Aravaca, los agentes de movilidad y los controladores del SER sí han multado a los vehículos.

Carmena ha comentado que todavía no disponen de los datos sobre las multas que se han podido poner relacionadas con la prohibición de aparcamiento (de 90 euros) ni con la reducción de la velocidad de circulación de 90 a 70 kilómetros por hora en la M-30 y en la carreteras de acceso a Madrid. "Lo sabremos y antes de que se impongan definitivamente tendremos en cuenta la situación de excepcionalidad que estamos viviendo (...) estamos en una situación excepcional y de emergencia", ha dicho, para recalcar a continuación que analizarán "cada caso" por separado.

Lo que parece claro es que las molestias para los madrileños conductores han sido notables. Al respecto, el RACE subrayado que la falta de información ha provocado que muchos usuarios no hayan tenido tiempo para buscar alternativas en sus obligaciones laborales, o de buscar soluciones al desplazamiento. Igualmente, ha denunciado la falta de identificación de los tramos que tenían limitada la velocidad.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es