19 de noviembre de 2019, 4:08:54
Nacional

CONTINÚA LA SESIÓN


El TC, en busca de la unanimidad para anular la resolución independentista

Efe

Con una premura récord, se prevé que este mismo miércoles se publique la sentencia.


El pleno del Tribunal Constitucional (TC) se reúne de nuevo desde las 11 horas de este miércoles para continuar la sesión en la que anulará la resolución independentista del Parlamento de Cataluña. La decisión del TC se producirá entre el miércoles y el jueves, con una rapidez inusual en el tribunal de garantías, ya que previsiblemente dictará sentencia, o al menos adoptará un fallo, la semana siguiente a recibir las alegaciones del Parlament.

El TC admitió a trámite el recurso del Ejecutivo central contra la resolución el pasado día 11 de noviembre y dio a las partes diez días hábiles para que formularan sus alegaciones. Éstas llegaron al tribunal de garantías el pasado día 27 de noviembre, cuando se cumplía ese plazo. El tribunal de garantías incluyó el asunto en el orden del día del pleno que comenzó este martes después de que su presidente, Francisco Pérez de los Cobos, recabara un amplísimo consenso entre los magistrados a favor de la impugnación del Ejecutivo.

Fuentes del alto tribunal informaron a Efe de que en las últimas jornadas el presidente y el ponente de la sentencia, Andrés Ollero, la han debatido informalmente con los otros magistrados hasta alcanzar un acuerdo que conducirá a la anulación. Es posible, según esas fuentes, que los fundamentos de la sentencia incluyan alguna referencia a la obligación de obedecer al Constitucional que tienen las personas afectadas por su fallo.

El tribunal ya suspendió de forma cautelar por unanimidad la resolución independentista adoptada por el Parlament de Cataluña y decidió notificar su decisión de forma personal a 21 cargos catalanes, entre ellos el president de la Generalidad, Artur Mas, y la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. A todos ellos les advirtió de que podrían incurrir en responsabilidades penales si no acataban su decisión, como hasta el momento han hecho.

Ambas decisiones fueron adoptadas en el auto del tribunal de garantías que admitía a trámite la impugnación presentada por el Gobierno contra la propuesta. Aquel auto perderá ahora validez por cuanto el alto tribunal adoptará una resolución definitiva sobre el asunto, si bien un aspecto del mismo, la inclusión de una advertencia sobre la obligación de obedecer al alto tribunal a las personas afectadas, sigue vigente. La decisión del TC se notificó de manera personal al presidente de la Generalidad en funciones, Artur Mas; a los miembros de su Gobierno; a la presidenta del Parlament, Carmen Forcadell; a los integrantes de la Mesa de la Cámara autonómica, y al secretario general del Parlament, Pere Sol.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es