17 de septiembre de 2021, 9:35:50
Editorial

EDITORIAL


Un debate bochornoso

EL IMPARCIAL


Si hubo ayer una nota predominante acerca del post debate fue el discurso bronco y plagado de insultos de Pedro Sánchez hacia Mariano Rajoy. Hasta Pablo Iglesias, Albert Rivera y Alberto Garzón estuvieron de acuerdo en lo inapropiado de las formas de Sánchez quien, lejos de arrepentirse, se mostraba orgulloso del espectáculo ofrecido.

Porque fue precisamente eso, espectáculo y no debate, lo que protagonizaron Sánchez y Rajoy. También desempeñaron su papel Iglesias y Rivera, cada uno comentando “la jugada” en distintas televisiones y tratando de distanciarse de unos partidos decrépitos y patéticos. Lo que debería ser una campaña para debatir propuestas se ha convertido en una suerte de show business donde lo que prima es el efectismo verbal.

En realidad, no hubo debate, sino una apología del insulto a cargo de un Pedro Sánchez -al que urgía reafirmarse ante los suyos y frente a Podemos- y una pobre reacción de Rajoy. Por otra parte, lo acaecido tanto la noche del lunes como en las tertulias de ayer martes es fiel reflejo del actual panorama político, con PP y PSOE a merced de la oratoria de Podemos y Ciudadanos y con un horizonte parlamentario más que incierto.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es