13 de noviembre de 2019, 9:08:26
Editorial


Cataluña, en manos de la CUP




Finalmente, la CUP no apoyará la investidura de Artur Mas, lo que abocaría a Cataluña a unas nuevas elecciones; las cuartas en cinco años. El esperpento de los antisistema demorando al máximo su decisión va parejo con la ejecutoria de Artur Mas, principal responsable de todo este despropósito. En base a ello, aún puede haber sorpresas hasta el próximo día 9 de enero, fecha tope para elegir a un nuevo president o disolver las cámaras una vez más.

Hoy se reúnen por separado las ejecutivas de Esquerra y lo que queda de Convergencia. No es de esperar ninguna declaración novedosa, toda vez que desde Juntos por el Sí han agotado ya todas las posibilidades para gobernar. Les queda una sola baza, que es la de proponer un candidato diferente a Mas, como pide la CUP.

En cualquier caso, lo único cierto es el enorme daño que se le está haciendo a una Cataluña que lleva tres meses sin gobierno -y años desgobernada-. Curiosamente, son los que se han autoerigido en únicos representantes los autores materiales de esta sinrazón. PP, PSOE y Cs asisten a un espectáculo del que ya no forman parte, mientras que Juntos por el Sí es el principal derrotado. Por contra, los antisistema de Podemos y la CUP aguardan unos acontecimientos que les son muy favorables, y en los que emergen como futuras “estrellas” Ada Colau y Antonio Baños. ¡Menudo panorama!
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es