25 de julio de 2021, 2:41:09
Nacional

EN LA PASCUA MILITAR, FELIPE VI LLAMA A NO CAER EN EL DESALIENTO FRENTE AL TERRORISMO


"Garantizar la libertad es una exigencia de nuestro Estado de Derecho"

Efe

El Rey pide en su discurso de la Pascua Militar no caer en el "desaliento".


El Rey ha hecho este miércoles un llamamiento a no caer en el "desaliento" frente al terrorismo en su tradicional discurso castrense de la Pascua Militar, en el que ha subrayado que "quienes en cualquier lugar atacan nuestros derechos y libertades se deben encontrar con una reacción valiente y decidida de unidad". Una reacción que, ha proseguido, también debe ser de "firmeza en la defensa de nuestro modelo de convivencia", y basada "en nuestra fe en los irrenunciables valores democráticos que abrazamos convencidos y con la determinación y el coraje por defenderlos".

"Garantizar la libertad y los derechos de los ciudadanos es una exigencia y una responsabilidad de nuestro Estado de Derecho", ha remarcado don Felipe en el Salón del Trono del Palacio Real, ante unos 150 invitados del ámbito militar, acompañado de la Reina y en presencia del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, y de los ministros en funciones Pedro Morenés y Jorge Fernández Díaz.

Además de referirse a la "embestida brutal" del terrorismo en todo el mundo que, ha dicho, ha costado la vida a "ciudadanos de países amigos y compatriotas nuestros", el Monarca ha recordado a los militares en el exterior, con cuya labor "están dando un ejemplo extraordinario de patriotismo, de solidaridad y de compromiso con la paz y la seguridad de personas que les necesitan".

En un discurso sin referencias políticas, exclusivamente dedicado al estamento militar, el Rey ha ratificado el "permanente" apoyo de la Corona y los ciudadanos a las Fuerzas Armadas, y ha agradecido como "un gran honor" la bengala recibida momentos antes de manos del jefe del Estado Mayor de la Defensa, almirante Fernando García Sánchez, al tratarse de un simbólico bastón de mando.

La sociedad, ha manifestado el jefe supremo de los Ejércitos a los mandos militares reunidos en el Palacio Real, "reconoce vuestra decidida vocación de servicio a España", y también "agradece profundamente vuestro ejemplo y entrega a los intereses generales".

Felipe VI ha destacado el gran número de operaciones en el exterior a cargo de soldados españoles y ha recordado que en su viaje al Líbano en abril del año pasado comprobó personalmente cómo su "eficacia y profesionalidad" les hacen merecedores de reconocimiento internacional. Algo que, ha enfatizado dirigiéndose de nuevo a la milicia, "nos hace a todos sentirnos muy orgullosos de vosotros, de vuestra ejemplaridad y dedicación".

No ha olvidado aludir a la misión en Afganistán, tras 14 años de "duro y abnegado trabajo dedicado a pacificar y reconstruir ese país", y apenas cuatro semanas después del ataque que causó la muerte a dos policías españoles en Kabul, ha homenajeado a quienes "en el cumplimiento de su deber entregaron su vida por los demás".

Siguiendo la tradición que en la Pascua Militar invita a hacer repaso del último año, el Rey ha mencionado los resultados "altamente positivos" del ejercicio Trident Juncture de la OTAN desarrollado principalmente en territorio español.

Una prueba de la capacidad de colaboración internacional que confirma a España, ha proseguido, "como una nación con vocación y capacidad de liderazgo" y "un socio responsable, fiable y leal con los compromisos internacionales asumidos".

En el ámbito interno, ha aprovechado una referencia a la culminación del nuevo sistema de enseñanza militar para advertir de que los militares "somos hombres y mujeres de honor y la honradez y lealtad deben presidir todas y cada una de nuestras actuaciones".

La sociedad, ha insistido en su alocución, está "muy agradecida" también a los militares por la labor que llevan a cabo en situaciones de catástrofe, sobre todo a través de la Unidad Militar de Emergencias (UME), que acaba de cumplir diez años. También ha hecho hincapié en la "perseverancia" de la milicia para "adecuar las disponibilidades presupuestarias a las necesidades de nuestras unidades para el cumplimiento de sus misiones y para el mejor servicio a España", ha explicado.

Antes de pedir a los asistentes que gritaran con él un "¡Viva España!", Felipe VI ha emplazado a los militares a continuar cumpliendo su misión "con la ilusión y la determinación de quien sabe que, con su trabajo, está labrando un futuro mejor para nuestra patria". Un "¡Viva el Rey!" de todos los presentes ha servido de colofón al discurso del jefe del Estado, tras el cual se ha ofrecido un vino de honor en el Salón de Columnas.


Fuerzas Armadas fuertes
Por su parte, el ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés, ha destacado la importancia de mantenerse firme en la acción coordinada para hacer frente a la amenaza del terrorismo y ha defendido la necesidad de unas Fuerzas Armadas "fuertes" ante el "arco de inestabilidad" que se extiende por el mundo.

"Ahora, más que nunca, necesitamos unas Fuerzas Armadas fuertes que respondan al compromiso de España con su propia defensa y la seguridad y la estabilidad mundiales", ha señalado Morenés en su discurso de la Pascua Militar celebrada en el Palacio Real y que preside el rey Felipe VI.

Morenés, en la que presumiblemente ha sido su última Pascua Militar como ministro, ha comenzado su intervención rindiendo un homenaje a los miembros de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Civil que durante el pasado año murieron en acto de servicio.

Ha apuntado que en materia de seguridad el escenario internacional es cada vez más convulso, se ha referido en concreto al terrorismo que "amenaza a todos" y ha recordado los atentados sufridos recientemente en París, Beirut, Bamako y Kabul.

"Obliga a realizar un gran esfuerzo colectivo y de liderazgo, que no se puede improvisar", ha afirmado, antes agradecer al presidente Mariano Rajoy que con el mayoritario respaldo político y social, se haya conseguido un "consenso firme que permite una acción unida, clara e inmutable de todos en una única dirección: la derrota total y sin ambages del terrorismo, en cualquiera de sus formas".

Para el ministro, a esta tarea se entregan cada día fuera de España las Fuerzas Armadas y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, en lugares como Irak, Malí, Somalia, República Centroafricana, Afganistán, Senegal y Gabón.

"Y dentro de nuestras fronteras, vigilando y preparándose para hacer frente a cualquier ataque de un enemigo que busca simplemente nuestra destrucción como individuos y como sociedad", ha añadido.

Morenés, que ha recordado que para cumplir con esta misión las Fuerzas Armadas cuentan con más de 120.000 militares, ha asegurado que ahora es tiempo de mantenerse firme "en la respuesta unánime, la defensa compartida y la acción coordinada con nuestros amigos y aliados, contra esta amenaza y cualquiera otra".

Ha defendido la necesidad de unas Fuerzas Armadas "fuertes" y ha explicado que con el impulso del Gobierno los militares mantienen la "mirada atenta" tanto en España como en todo el "arco de inestabilidad que se extiende desde las regiones orientales de Ucrania a las orillas este y sur del Mediterráneo; el Sahel, el cuerno de África y el Golfo de Guinea".

El titular de Defensa ha dicho que, por su especial virulencia y por las enormes implicaciones internacionales que provoca, a España le preocupa la situación en Siria y, en general, en Oriente Medio, así como el Sahel y el Magreb, especialmente Libia.

Se ha referido así al nuevo modelo de enseñanza para los militares cuyas primeras promociones ya sirven "satisfactoriamente" en distintas unidades.

También ha citado la nueva organización articulada en Mandos y Unidades enfocada al empleo operativo de la fuerza, así como un nuevo proceso de planeamiento de la Defensa que dota a España de "unos ejércitos y una Armada más eficaces, ágiles y flexibles".

Morenés ha agradecido al Jefe del Estado Mayor de la Defensa (Jemad), almirante general Fernando García Sánchez, por su "liderazgo y tesón" en esta adaptación, así como a los Jefes de Estado Mayor del Ejército, de la Armada y del Ejército del Aire por haber cooperado de manera "leal y pro activa".

El ministro ha apuntado que para que las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil puedan cumplir eficientemente se hace cada vez más necesario un escenario de estabilidad presupuestaria, que permita -además de unas mejores planificación y ejecución del gasto- "una señal firme y clara de compromiso con nosotros mismos y con nuestros aliados en materias de Defensa y seguridad".

En este sentido, ha dicho que gracias al esfuerzo que los españoles han realizado en los últimos años y al apoyo de Rajoy "en un entorno económico particularmente difícil" las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil se encuentran equipadas con material adecuado, en muchos casos a la vanguardia del desarrollo tecnológico.

Esto ha sido posible también, ha añadido Morenés, por el impulso que se ha dado a la industria nacional de defensa, que ha sido capaz de dotar a las Fuerzas Armadas con material, armamento y equipo que puede considerarse al nivel del de los principales socios europeos.

El ministro ha defendido que gracias a esa proyección exterior de España hoy es "una nación respetable y respetada, en la primera línea del desarrollo político, económico y social" y ha agregado que los militares gozan de la "máxima credibilidad en el ámbito internacional", tal y como él mismo ha comprobado estos cuatro años.

Por su entrega y su sacrificio, Morenés ha considerado que hay que apoyar a los militares "moral y económicamente".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es