15 de diciembre de 2019, 15:03:29
Cultura

XXX EDICIÓN DE LOS PREMIOS GOYA


La novia y Truman parten como favoritas en los Goya 2016

Laura Crespo

La XXX edición de los Premios Goya se celebra este sábado en el Hotel Auditorium de Madrid con La Novia y Truman como favoritas y una edición que refleja la buena cosecha del cine español de 2015, con la diversidad y la internacionalización como notas predominantes.


El cine español se viste esta noche de gala para reconocer los mejores trabajos de 2015, un año en el que la diversidad y la cada vez más necesaria y frecuente apertura al mercado internacional han quedado reflejadas más que nunca en las nominaciones.

Las cinco películas que compiten por el Goya denotan la buena salud artística de la que goza el sector. Cinco producciones radicalmente distintas en lo temático e impecables en el apartado técnico. Si no hay sorpresas, La Novia y Truman se repartirán los galardones más emblemáticos. Por un lado, la adaptación de la lorquiana Bodas de Sangre que firma Paula Ortiz es una fuerte apuesta por el componente artístico y creativo del cine: una pequeña obra de arte que se ha ganado el reconocimiento del sector y que podría alzare con el premio a la mejor película y la mejor dirección. Por otra parte, la comedia dramática Truman ha logrado unir una apariencia de visionado fácil, amable, si se quiere, más pegada a lo comercia, con un fondo de complejidad infinita, situándose en la ‘pole’ del premio gordo y poniendo a su director, Cesc Gay, en posición de favorito.

Para completar el quinteto, la ópera prima de Daniel Guzmán, A cambio de nada, aporta un cine social de gran frescura, y las cintas de Isabel Coixet (Nadie quiere la noche) y Fernando León de Aranoa (Un día perfecto) representan la posibilidad de tipo de producción más grande, abierta al rodaje en inglés, con colaboraciones internacionales; la primera más intimista; gamberra e hiperactiva la segunda.

Además, este año parece que se ha saldado una injusticia endémica e histórica cometida por la industria del cine: dos hombres y dos mujeres optan al Goya a la mejor dirección, logrando una paridad celebrada por un sector en el que ha predominado generalmente la visión masculina.

Sin equilibrio de género pero sí de temáticas y estilos, la categoría de mejor dirección novel es especialmente reseñable esta edición. Las nuevas miradas del cine español auguran un futuro prometedor, con cuatro películas brillantes en tonos y contenidos radicalmente distintos. Además de la visita autobiográfica de Daniel Guzmán a la adolescencia de barrio, Dani de la Torre propone en El Desconocido un cine de acción y entretenimiento pegado a la realidad española, con una factura que nada tiene que envidiar a las producciones millonarias de Hollywood y un chorro de adrenalina y tensión como pocas veces se ha visto en el cine patrio; Leticia Dolera firma Requisitos para ser una persona normal, una cinta colorista, con una realización libre y original, que evoca a al ‘indie’ americano prácticamente inédito en nuestro país; y Juan Miguel del Castillo acude en representación de la vertiente del cine como vehículo de denuncia social, abordando en Techo y comida la dura realidad de los desahucios, un relato crudo, realista pero respetuoso. Los cuatro componen una de las categorías más reñidas este año, en la que no hay un claro favorito, aunque quizás Guzmán y De la Torre partan con cierta ventaja.

En los apartados interpretativos, salvo sorpresa de última hora, Ricardo Darín (Truman) conseguirá su primer Goya y parece bastante probable que su compañero de reparto, Javier Cámara, logre su segundo galardón, esta vez en el apartado de actor de reparto. Más dudas hay en las categorías femeninas. Este podría ser, por fin, el año de Inma Cuesta (La novia), pero Penélope Cruz (ma ma), la francesa Juliette Binoche (Nadie quiere la noche) y, sobre todo, Natalia de Molina (Techo y comida) no se lo van a poner fácil. De la misma manera, Luisa Gavasa (La novia), parece la favorita como mejor actriz de reparto, pero no hay que perder de vista a Nora Navas y Marian Álvarez, única representación de Felices 140, una cinta que quizás hubiera merecido más reconocimiento.

La taquilla y los premios

En esta edición, la distancia entre las películas más nominadas y las más taquilleras vuelve a hacerse patente en los premios de la Academia. Si el año pasado la ultraexitosa Ocho Apellidos Vascos consiguió varias nominaciones y tres de sus intérpretes (Dani Rovira, Karra Elejalde y Carmen Machi) se fueron a casa con un ‘cabezón’ , en esta ocasión se han quedado fuera las película que más público arrastraron a las salas en 2015: Ocho apellidos catalanes, Regresión, Perdiendo el norte o Ahora o nunca. Los cinco títulos que optan este año a mejor película recaudaron conjuntamente dos tercios de lo que logró en solitario La isla mínima (9,3 millones de euros), la gran vencedora de la edición anterior.

Sí que se ha querido, de alguna manera, hace un homenaje desde la institución a la comedia y al cine comercial con la concesión del Goya de Honor al director y guionista Mariano Ozores, autor de casi un centenar de títulos, muchos de la época del destape, que vieron 87 millones de espectadores.

¿Habrá política en la gala?

Como cada año, los días anteriores a la gala se ha especulado sobre el grado de reivindicación y protesta que invadirá esta edición de los Goya, una cita que se ha convertido tradicionalmente en altavoz de causas sociales y, a menudo, políticas, especialmente desde el ‘no a la guerra’ del 2003.

Dani Rovira, que conducirá la gala por segundo año consecutivo, adelantaba esta semana que, aunque “habrá alusiones al gobierno que nos gobierna”, la de este sábado es “una gala de cine” y, en su opinión, el público “ha dejado bastante patente que no le gustan las galas politizadas”. Para el humorista, “hubo años que había que hacerlo así, y se hizo, pero a la gente lo que le gusta es que la política sea una pequeña arista de esa fiesta pero nada más".

No parece que esta año vaya a ser especialmente incisivo en este aspecto, aunque el presidente de la Academia de Cine, Antonio Resines, ya ha adelantado que en su discurso habrá un llamamiento a la necesidad de rebajar el 21 por ciento del IVA cultural y de tomar medidas efectivas contra la piratería. Tampoco se descartan alusiones a la nueva Ley de Financiación del cine, que no ha gustado a todos. La presencia en los Goya de B. La película, sobre el caso Bárcenas y nominada a mejor guión adaptado y mejor actor, invitará irremediablemente a algún comentario, chascarrillo o discurso sobre la corrupción en los partidos políticos.

Además, los Goya llegan cuando aún suena el eco del escándalo de las subvenciones, una investigación por presunto fraude y falsedad a productoras y distribuidoras de 42 películas que manipularon presuntamente datos de taquilla para acceder a las ayudas públicas y que salpicó en el mes de noviembre al expresidente de la Academia, Enrique González Macho, y a otros productores de la "vieja escuela", como Gerardo Herrero o Enrique Cerezo.

Una alfombra roja con estrellas internacionales

La cada vez mayor proyección exterior del cine español convierte la alfombra roja de estos Premios Goya en una de las más internacionales de la historia de los Juliette Binoche, Tim Robbins y Ricardo Darín han confirmado su asistencia, además de Penélope Cruz, que volvió en 2015 al cine patrio de la mano de Julio Médem, volvió a verse nominada por un trabajo dentro de nuestra cinematografía y también ha anunciado que acudirá a la gala.

Eso sí, la estrellas de Hollywood no tendrán más remedio que disputarse los con la que promete ser la pareja estrella de la alfombra roja: Mario Vargas Llosa e Isabel Preysler. El Nobel peruano subirá al escenario del Hotel Auditorium de Madrid para entregar el Goya al mejor guion, una participación que el gremio de guionistas agradece, considerándolo una puesta en valor de su trabajo.

Ya sólo queda empezar la verdadera cuenta atrás para que el cine español viva su gran noche, una, además, especial con la inaugura la treintena.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es