25 de octubre de 2020, 20:12:14
Editorial


El gobierno “descontrolado” del PP

EL IMPARCIAL


El Partido Popular mantiene que un gobierno en funciones no es susceptible de control parlamentario. Semejante desatino ha llevado al presidente del Congreso, Pachi López, a recurrir al Tribunal Constitucional para dirimir una cuestión que no debería siquiera plantearse.

En funciones o no, el Gobierno debe rendir cuentas y estar fiscalizado. Resulta inaudito el argumento de Soraya Sáenz de Santamaría, que ayer venía a decir que la única finalidad que perseguía la oposición con todo este asunto era criticar al Ejecutivo; o lo que es lo mismo, hacer oposición.

En última instancia está el temor reverencial de Rajoy a enfrentarse a la crítica pública. Tras verse apabullado por Pedro Sánchez en el debate electoral, el líder popular retorna así a la “política del plasma” para evitar exponerse a una Cámara hostil. Sin embargo, esta postura implica un enorme desprecio al funcionamiento democrático de las instituciones y, de paso, pone en evidencia los escasos recursos parlamentarios del partido en el gobierno, más provisional que nunca.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es