22 de octubre de 2019, 5:19:24
Sociedad

13 ESTUDIANTES ERASMUS


Identificadas todas las víctimas del accidente de Tarragona

EL IMPARCIAL/Efe

Siete italianas, dos alemanas y de otras cuatro nacionalidades, de 19 a 25 años.


Siete de las 13 estudiantes fallecidas este domingo en el accidente de autocar de Freginals (Tarragona) eran de nacionalidad italiana, dos eran alemanas, una rumana, una francesa, una austríaca y una uzbeca, ha confirmado este lunes el conseller de Interior, Jordi Jané. En declaraciones a Catalunya Ràdio, el conseller ha informado de que todas las víctimas mortales del accidente tenían entre 19 y 25 años y ha destacado que Italia, de donde proceden la mayor parte de las fallecidas, "está de luto".

El accidente tuvo lugar sobre las 06.00 horas de ayer en el punto kilométrico 333 de la AP-7 en Freginals, causando la muerte de 13 estudiantes extranjeras de Erasmus vinculadas a la Universidad de Barcelona (UB) y heridas de diferente pronóstico a otras 29 personas, 23 de las cuales permanecen ingresadas en varios centros hospitalarios.

Las familias de algunas de las víctimas italianas y de la estudiante de Uzbekistán fallecida ya han llegado a Tortosa en las últimas horas, donde se les tomarán muestras de ADN para la identificación judicial de los cadáveres, según ha detallado el conseller.

Suspendida la declaración del conductor

Mientras, la declaración del conductor del autocar ha quedado suspendida después de que haya tenido que ser ingresado en la UCI del Hospital Verge de la Cinta de Tortosa. El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) ha informado de que la declaración del conductor ante el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Amposta, prevista para las 10.00 horas de este lunes, ha quedado suspendida después de que la pasada madrugada el chófer tuviera que ser hospitalizado.

El conductor, al que inicialmente sólo se le diagnosticó un ataque de ansiedad que le impidió declarar ante los Mossos, se encuentra en la UCI tras detectársele una contusión pulmonar.

El conductor dio negativo en la prueba de drogas y alcohol y todo parece indicar que el accidente se debió a un error humano. La recta en la que se produjo el siniestro tiene, además, buena visibilidad. De hecho, el punto kilométrico 333 de la AP-7 no es un punto negro de siniestralidad, según diversas fuentes consultadas.

La Asociación Estatal de Víctimas de Accidentes DIA emitió un comunicado destacando que el lugar donde se registró el accidente, en la autopista AP-7 a la altura del término municipal de Freginals (Tarragona), está catalogado como punto negro por la Dirección General de Tráfico (DGT). No obstante, la DGT no tiene competencias en carreteras en Cataluña y en su informe anual no recoge los puntos negros de siniestralidad de esta comunidad en sus informes, al igual que tampoco lo hace de los del País Vasco y Navarra. En todo caso, y según un portavoz de Abertis, concesionaria de la AP-7, el tramo 332,5-335,100 dejó de ser Tramo de Concentración de Accidentes (TCA) el año 2011.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es