25 de julio de 2021, 1:52:38
Nacional

EL POLÍTICO MEXICANO, SALPICADO POR UN PRESUNTO BLANQUEO


Garzón, Moreira y Pedraz: un triángulo que levanta sospechas

EL IMPARCIAL

Quien fuera líder del PRI no era un desconocido para el juez. Por EL IMPARCIAL


Hay que remontarse a 2012. Por aquel entonces, Baltasar Garzón fue el organizador de unas jornadas legales en las que contó con, entre otros invitados, el juez Santiago Pedraz. Un evento en el que también estuvo Humberto Moreira, que lideraba el Partido Revolucionario Institucional (PRI) del ahora presidente mexicano Enrique Peña Nieto.

Cuatro años después, el triángulo que forman Garzón, Pedraz y Moreira vuelve a ser protagonista, pero esta vez por un asunto bien distinto. El pasado 18 de enero, el que fuera máximo responsable del PRI es detenido al descender de un avión en el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas. Está acusado de presunto blanqueo de dinero: llevaba más de un año viviendo en Barcelona, sin trabajar y cursando un segundo máster.

Doce meses en los que gastó 200.000 euros. Todo ello unido a una investigación abierta en Estados Unidos levantó las sospechas de la Fiscalía Anticorrupción: Moreira podía estar utilizando España para blanquear, presuntamente, parte de los fondos obtenidos durante su etapa como gobernador del estado mexicano de Coahuila.

Abierta la investigación, los hechos entran en su trance definitivo el pasado 15 de enero. Según informa El Español, ese viernes la Policía comunica a la Audiencia Nacional la próxima llegada del sospechoso a Madrid. Santiago Pedraz, el juez encargado del caso, explica que ese fin de semana tiene un "compromiso ineludible". Debido a esa circunstancia, y ante el riesgo de fuga, le tomará declaración José de la Mata, magistrado de guardia, que ordena su detención.

El mexicano elige como abogado a Baltasar Garzón (había sido asesor legal del PRI en 2011), que rechaza el caso, no sin antes recomendarle al letrado Manuel Ollé, "especialista en Derechos Humanos", como recoge El Español, que recuerda que "ha sido protagonista de varios de los casos más mediáticos instruidos por Garzón en su etapa como juez".

El 23 de enero, después de cinco días en la cárcel, Moreira vuelve a declarar, esta vez ante Pedraz: asegura que el dinero es de procedencia legal. En ese nuevo interrogatorio su defensa presenta pruebas, insuficientes para la Fiscalía, que pide que se mantenga la prisión preventiva con el objeto de evitar la destrucción de documentos y que el investigado salga del país.

El juez Pedraz rechaza esa petición, levanta las medidas cautelares adoptadas por De la Mata, devuelve el pasaporte a Moreira –que deja Soto del Real- y archiva la causa: quien un día fue líder del PRI ha abandonado España.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es