14 de noviembre de 2019, 11:03:58
Mundo

MATAN A UN AGENTE DE SEGURIDAD Y ROBAN SU PASE DE ENTRADA


La Policía belga pudo frustrar un atentado en la central de Charleroi

Efe

Un agente fue asesinado para hacerse con su pase de seguridad.


"La Dernière Heure" asegura que un agente de seguridad que iba acompañado de su perro fue asesinado a primera hora de la tarde del pasado jueves en Charleroi, al sur de Bélgica, dos días después de los atentados de Bruselas, y que su tarjeta que da acceso a zonas sensibles de una central, fue robada. Asegura, no obstante, que se han tomado rápidamente las medidas necesarias para la desactivación de esa tarjeta.

Aunque este asesinato se produjo después de los atentados en el aeropuerto y metro de la capital belga, fuentes policiales indican que el objetivo inicial era atacar la central nuclear, pero que la detención de Salah Abdeslam, buscado por los atentados de París, hizo acelerar los planes y buscar un objetivo más fácil.

El mismo periódico informó esta semana de que los hermanos Ibrahim y Khalid El Bakraoui, dos de los autores suicidas de los atentados de Bruselas del martes en el aeropuerto y el metro, recuperaron hace algunos meses una cámara instalada delante del domicilio del director del programa de investigación y desarrollo nuclear belga.

Ello hace pensar que las centrales nucleares de Bélgica pudieron ser objeto del plan original de los terroristas que atentaron el 22 de marzo en Bruselas, según el mismo diario. El pasado 22 de marzo, tras los atentados, las centrales nucleares de Doel y Tihange fueron evacuadas.

Dos días después, las autoridades belgas retiraron los pases de entrada a la central nuclear de Tihange a varias personas y redujeron provisionalmente la plantilla, además de reforzar el dispositivo de seguridad con guardias privados, policías locales y federales y militares.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es