18 de septiembre de 2021, 6:58:54
Editorial


Gobierno vacante




Desde que perdió las elecciones, Rajoy apenas ha comparecido en el Parlamento. Perdió, por cuanto pese a ser la fuerza política más votada, carece de los apoyos suficientes para formar Gobierno. Por el camino, el PP ha dilapidado una holgada mayoría absoluta, en lo que constituye uno de los mayores descalabros electorales de la historia. Quizá por ello, Rajoy se ha negado sistemáticamente a que el Gobierno en funciones de cuenta de su labor en sede parlamentaria; actitud, por lo demás, de todo punto impresentable.

La última vez fue hace apenas dos semanas, para explicar los acuerdos alcanzados en el último Consejo Europeo; entre ellos, el alcanzado con Turquía en materia migratoria. Sin embargo, desde el pasado 20 de diciembre han sido múltiples las razones que podrían haber llevado al Presidente en funciones o a sus ministros a acudir al Hemiciclo en el ejercicio de sus funciones, y no en dejación de las mismas, como ahora.

Así, la imagen de un Hemiciclo con la bancada azul vacía es reveladora del estado de parálisis en que se encuentra el PP. Sin propuestas que debatir, sin un Gobierno que se explique y sin nadie que fiscalice nada el fracaso institucional está servido. En un ejercicio mayúsculo de irresponsabilidad, al líder popular no parece importarle la posibilidad de unas nuevas elecciones que a nadie beneficiarían, más allá de oscuras cábalas made in Arriola.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es