20 de octubre de 2019, 18:28:25
Economía

SEGÚN SE MIRE...


Crónica económica. ¿Es España líder de paro de la UE?

José Carlos Rodríguez

Según cómo se contabilice puede ser España o Grecia. |J.C.R.


España siempre encabeza la estadística del paro en la Unión Europea. O, más bien, siempre lo ha hecho hasta hace relativamente poco. Hay un país, Grecia, cuyo desastre económico ha conducido a una tasa de paro mayor que la de España. En los años anteriores a la crisis, el paro en España se acercó a la media de la Unión Europea. Pero con el desplome de la actividad, el aumento del mismo fue muy superior al del resto de los países, y en marzo y abril de 2013 (según los datos de Eurostat) llegó al 26,3 por ciento. Desde entonces el paro no ha dejado de caer, aunque sigue en niveles históricamente muy altos, incluso para España: un 20,4 por ciento en marzo de este año.

Nos supera Grecia, que en marzo tenía una tasa de paro del 24,4 por ciento. Este país ha visto también cómo crecía aceleradamente su tasa de desempleo un ritmo mayor que la española, aunque con un retraso de, al principio, dos años. Luego, en junio de 2012, la tasa de paro griega alcanzó a la española y, desde entonces, está por encima. Alcanzó un máximo en julio de 2013, pero su caída desde entonces ha sido más lenta que la del paro en España. Pero ¿es realmente mayor el paro en Grecia que en nuestro país?

Esta medición del desempleo se refiere a las personas que están buscando trabajo y no lo encuentran. Por ser más precisos, es la relación entre el número de personas que declaran buscar un empleo y el conjunto de la población activa, que conforman estos parados más quienes están trabajando. Pero hay otras situaciones que no son estrictamente desempleo, pero que tampoco son una situación de empleo plenamente. Si las tenemos en cuenta, resulta que España pasa a ser de nuevo la sociedad con un mayor desempleo.

Para verlo, vamos a acudir a los datos de Eurostat, que no sólo incluyen lo que es estrictamente paro, sino otras situaciones parecidas. Éstas son tres: No declaran estar buscando empleo, pero podrían trabajar, trabajan a tiempo parcial pero querrían hacerlo a tiempo completo, y por último los que querrían trabajar, pero no pueden. ¿Qué ocurriría si sumamos todos los conceptos?

El último, en realidad, no tiene mucho sentido, de modo que no lo vamos a considerar; tampoco implicaría una diferencia apreciable de los resultados. Pero sí consideraremos los otros dos. Lo vamos a hacer con los datos del último trimestre de 2015, que son los últimos en los que Eurostat ha recopilado estos otros conceptos.

Por lo que se refiere a la tasa de paro, ya sabemos que el primero es Grecia, con un 24,9 por ciento de la población activa, seguida por España (22,1), Croacia (16,3) o Chipre (15,1). En este último país hay un 8,1 por ciento de la población activa que trabaja a tiempo parcial pero querría un empleo a tiempo completo. El siguiente de la lista es España, con un 6,5 por ciento y luego hay otros, como Francia (5,7) o Grecia (5,1 por ciento), donde también es importante la incidencia de esta situación.

Quienes no buscan empleo no están, por definición, en la población activa. Pero aún así dividimos su número entre ésta, pues de otro modo no podríamos compararlo con el paro o con los empleados a tiempo parcial insatisfechos. Hecha esta salvedad metodológica, vemos que el país en el que hay más gente que podría trabajar y ni siquiera lo busca es Italia, con nada menos que un 13,3 por ciento sobre la población activa. En Croacia están en esa tesitura el 8,8 por ciento, en Finlandia el 5,3 y en España el 4,0.

¿Qué ocurre cuando sumamos los tres conceptos: paro, tiempo parcial insuficiente y desinterés por el mundo laboral? España ocupa el primer lugar de Europa, con un 32,6 por ciento, ligeramente por encima de Grecia (32,1 por ciento). En un entorno del 27 o 28 por ciento están Chipre, Italia y Croacia. Portugal, con un 22,2 por ciento, está todavía por encima de la media de la eurozona, que es del 19,7 por ciento. En el último lugar está la República Checa, con sólo un 6,5 por ciento.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es