24 de octubre de 2020, 16:38:47
Deportes

EL SEVILLISMO, DE FIESTA TRAS UNA GRAN TEMPORADA


El calor no impide que Sevilla se eche a la calle con sus campeones

Efe

El autobús rojo descapotable que ha trasladado al equipo hispalense, presidido por el trofeo de la Liga Europa protegido por una urna, estaba tematizado en su parte frontal con imágenes de la copa y la leyenda "Pentacampeones 2016" en la cabecera y en los laterales.


Miles de aficionados del Sevilla recibieron este lunes como héroes a sus jugadores y técnicos en la Puerta de Jerez, escenario tradicional de los festejos sevillistas, después de proclamarse el pasado miércoles pentacampeones de la Liga Europa, tras ganar al Liverpool, y celebraron con ellos este hito.

A pesar del calor, con unos 28 grados de temperatura, los seguidores se congregaron en este emblemático lugar para el sevillismo para vivir esta celebración, que se pospuso por la final de la Copa del Rey que el equipo perdió el domingo en la prórroga ante el Barcelona (2-0), en el estadio Vicente Calderón de Madrid.

Esa derrota, que evitó que el conjunto entrenado por Unai Emery hiciera el doblete, no impidió, sin embargo, que los sevillistas se lanzaran masivamente a las calles del centro de la capital andaluza para festejar el logro histórico de haber ganado su quinto título de la Liga Europa, el tercero seguido en su competición talismán.

Los miles de aficionados del club del barrio de Nervión, el más laureado de dicho torneo con cinco coronas, bailaron, cantaron y dieron la bienvenida al grito de "Campeones, campeones" a la comitiva del Sevilla, que llegó a la Puerta de Jerez en un autobús rojo descapotable en su paseo triunfal por la ciudad.

Los hinchas del equipo blanquirrojo abarrotaron esta amplia zona peatonal del Casco Antiguo y también recibieron a los pentacampeones cantando el Himno del Centenario de El Arrebato y el famoso We are the Champions, cánticos a los que se unieron los jugadores, técnicos y dirigentes de la entidad.

Entre gritos de júbilo y reconocimiento a Emery y a los jugadores, la plantilla les saludó desde la plataforma instalada en la fuente de la Puerta de Jerez, a la que antaño la afición sevillista iba a celebrar clasificaciones para la Copa de la UEFA o algún ascenso, en los años ochenta y noventa, y en la última década lo ha hecho para festejar títulos: seis europeos y tres nacionales.

Uno de los momentos de mayor emoción se vivió cuando dos de los capitanes, Jorge Andújar Coke (el héroe de Basilea al marcar los dos últimos goles del 1-3 ante el Liverpool) y el luso Daniel Carriço se subieron a la fuente, protegida por vallas dentro del dispositivo de seguridad puesto en marcha por estos festejos. Ambos jugadores colocaron una bufanda y una bandera del Sevilla a la escultura Alegoría de Sevilla, una dama en trono que simboliza a la ciudad y preside la fuente de esta céntrica plaza, tras lo que algunos miembros de la plantilla se dieron un remojón.

Los seguidores, ataviados con bufandas y banderas blanquirrojas, no cesaron de entonar cánticos clásicos del sevillismo, como "Campeones, campeones", "Vamos mi Sevilla, vamos campeón" o el Himno del Centenario.

La comitiva siguió por la avenida de la Constitución hasta la Catedral y el Ayuntamiento, donde hicieron sendas ofrendas del título a la Virgen de los Reyes, patrona de la Archidiócesis, y a la ciudad desde el balcón del Consistorio ante su enfervorizada afición. Tras estos actos, el autobús partió hacia el Ramón Sánchez Pizjuán para poner colofón a los actos de celebración por este nuevo entorchado con un gran fiesta y un espectáculo audiovisual.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es