25 de marzo de 2019, 6:49:19
Sociedad

ROBOHON


Un teléfono móvil que anda y baila: comercializan el primer terminal robot

EL IMPARCIAL

La empresa nipona Sharp ha puesto desde este jueves a la venta su RoBoHon, el primer teléfono móvil robot, que suma a las funcionalidades de los smartphones capacidades como las de bailar, andar y proyectar.


Hace ya mucho tiempo que la función de llamada dejó de ser la razón de ser de los teléfonos móviles. En la evolución de los dispositivos móviles, la revolución llega a partir de este jueves a Japón, donde se pone a la venta el primer teléfono móvil robótico del mundo, RoBoHon, un robot de bolsillo capaz de caminar o bailar, entre otras aptitudes hasta ahora inimaginables para un teléfono.

El dispositivo ha sido desarrollado por la compañía Sharp en colaboraicón con el ingeniero japonés que creó el primer robot astronauta, Tomotaka Takahashi. La empresa ha habilitado una cafetería en Tokio, especialmente preparada y abierta hasta el 7 de junio, para que los clientes lo prueben antes de decidir si se gastan los 1.800 dólares por los que RoBoHon sale al mercado.

El fabricante electrónico nipón está produciendo unas 5.000 unidades al mes del dispositivo, con el que aspira a liderar este tipo de telefonía móvil tras el acuerdo de compra alcanzado con la compañía taiwanesa Hon Hai, también llamada Foxconn, famosa sobre todo por ensamblar los iPhones e iPads para Apple.

El robot tiene forma humanoide, mide 19,5 centímetros y pesa 390 gramos. Además de como terminal móvil, puede utilizarse de 19,5 centímetros de altura y 390 gramos de peso puede utilizarse, como proyector de vídeo, fotos o mapas, y ofrece una amplia gama de aplicaciones basadas en la conversación con el androide. De hecho, la inteligencia artificial de RoBoHon le permite también recordar los rostros de las personas que registra a través de su cámara frontal y llamarlas por su nombre.

La compañía destaca que su pequeño tamaño permite transportarlo fácilmente, aunque el robot es capaz de andar por sí mismo sobre sus dos piernas. Además, permite ampliar sus funcionalidades con la instalación de distintas apps especialmente diseñadas y es capaz de aprender en base a la comunicación con el usuario, que puede operarlo mediante comandos de voz.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es