20 de octubre de 2019, 20:47:39
Sociedad

CACEROLADA CONTRA EL DESALOJO DEL "BANCO EXPROPIADO"


Calma tensa en Barcelona

Efe

Cacerolada en la primera noche sin disturbios tras tres días de altercados.


Hacia las diez de la noche, centenares de vecinos, tanto desde los balcones como reunidos en pequeños grupos en las plazas del barrio, han protestado por el desalojo con una cacerolada, siguiendo la convocatoria de los miembros del "banco expropiado", que por primer día desde el desalojo del pasado lunes no han convocado ninguna manifestación de protesta.

En la plaza de la Revolución, epicentro de la cacerolada, se ha vivido un momento de tensión cuando un joven encapuchado ha increpado al equipo de TV3 que estaba narrando en directo los hechos, hasta el punto de que han golpeado y roto la cámara a uno de los periodistas de la televisión pública catalana. También un hombre ha roto un mural de apoyo al "banco expropiado", ante lo que algunos partidarios de este local okupado le han increpado.

Pasadas las 22.30 horas, más de un centenar de jóvenes han llevado la cacerolada a la altura del "banco expropiado", que está tapiado con placas de acero, que los concentrados no han dudado en utilizar para dar más potencia sonora a su protesta.

Además, unos jóvenes han colgado justo delante de la antigua sucursal bancaria, atándola entre un árbol y una farola, una gran pancarta en la que se lee: "Solidaridad con el banco expropiado".

Tras el desalojo el lunes pasado del "banco expropiado", una antigua oficina bancaria okupada en 2011, las callejuelas de Gràcia han sido escenario de disturbios durante tres noches consecutivas, en las que los alborotadores han quemado contenedores, han destrozado entidades bancarias y han volcado vehículos, mientras los Mossos d'Esquadra les repelían con cargas y disparando proyectiles de precisión.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es