25 de septiembre de 2021, 15:43:11
Cultura

HAN SIDO INFORMADOS SOBRE LOS NUEVOS DICCIONARIOS DE LA INSTITUCIÓN


Los Reyes presiden el pleno ordinario de la RAE

EL IMPARCIAL

Han sido informados de los próximos diccionarios de la institución.


La reunión se ha celebrado en su actual sede institucional, inaugurada el 1 de abril de 1894 en un acto presidido por la reina regente María Cristina, acompañada de su hijo Alfonso XIII, entonces aún menor de edad. Los terrenos en los que se levantó el edificio —un proyecto del arquitecto Miguel Aguado de la Sierra— habían sido cedidos por la Corona para tal fin.

La vinculación de la Casa Real con la Academia ha sido constante desde su creación por iniciativa del marqués de Villena, Juan Manuel Fernández Pacheco. El 20 de octubre de 1983, el rey Juan Carlos I presidió también la sesión plenaria de aquel jueves. Dirigía entonces la corporación Pedro Laín Entralgo.

El Pleno de la RAE, máximo órgano representativo de la institución, está integrado por sus cuarenta y seis miembros de número —actualmente hay dos vacantes— y desarrolla sus reuniones semanales los jueves por la tarde, a lo largo de una hora, bajo la presidencia del director. Antes de comenzar la sesión, don Felipe y doña Letizia han saludado al director, Darío Villanueva, y a cada uno de los académicos presentes, acompañados por el secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE), Francisco Javier Pérez. Después, los reyes han posado con ellos en la tradicional foto de familia, tomada en las escaleras del vestíbulo.

La sesión se ha desarrollado según el protocolo habitual de las juntas académicas, que se inician, como marca la tradición desde 1713, con la lectura de las preces en latín, según se establece ya en los primeros estatutos de la RAE, publicados en 1715. Las deliberaciones de los plenos, a puerta cerrada, son secretas y solo excepcionalmente han tenido lugar fuera de la corporación y cara al público. Así se hizo en Cádiz (2012), con motivo del bicentenario de la Constitución de 1812, y en Argamasilla de Alba (2015), coincidiendo con el cuarto centenario de la publicación de la segunda parte del Quijote.

Tras la lectura de la oración, el pleno ha continuado con el correspondiente orden del día. El secretario de la corporación, Santiago Muñoz Machado, ha leído el acta de la sesión anterior y, una vez aprobada por los académicos, el director ha presentado al monarca un informe sobre la situación y las actividades de la RAE. Darío Villanueva ha subrayado, entre otros asuntos, el aumento progresivo de los accesos a la versión en línea de la 23.ª edición del Diccionario de la lengua española (DLE), que ya ha superado los setenta y tres millones de consultas mensuales. Los reyes, a través de las pantallas instaladas en la sala, pudieron seguir en tiempo real las consultas que iban llegando en ese momento a los servidores de la RAE.

En el correspondiente turno de libros, los reyes han recibido distintos ejemplares entregados por varios académicos y una edición del Quijote publicada en polaco, como muestra de las constantes traducciones que se hacen de la obra cumbre de Miguel de Cervantes en el año del cuarto centenario de su muerte.

Asimismo, don Felipe y doña Letizia recibieron información del académico y tesorero de la RAE, Guillermo Rojo, sobre el proceso de elaboración de la nueva planta del futuro DLE, que será concebido ya, en su 24.ª edición, como una obra plenamente digital, aunque también tendrá, previsiblemente, formato impreso. Por su parte, José Antonio Pascual, académico y director del Nuevo diccionario histórico del español, expuso a los reyes las características de este ambicioso proyecto, también digital, del que ya existen muestras y ejemplos disponibles para su consulta en la Red.

Como en todos los plenos, el director ha dado paso al denominado turno de papeletas, dedicado en cada sesión al análisis y debate sobre cuestiones relacionadas con nuevas incorporaciones o modificaciones de las entradas del Diccionario de la lengua española. Posteriormente, los reyes han firmado en el Libro de Honor de la RAE y han recibido, de manos de Darío Villanueva, ediciones facsimilares de las primeras ediciones de la Ortografía (1741) y la Gramática (1771) académicas. También han sido obsequiados con un facsímil de la oración de apertura y cierre de la junta.

Tras finalizar la sesión, don Felipe y doña Letizia han conversado informalmente con los académicos y han saludado a una representación de los profesionales —una plantilla de setenta y dos personas— que colaboran en las distintas tareas encomendadas a la corporación.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es