24 de julio de 2021, 16:58:15
Nacional

GÉNOVA NIEGA HABER PACTADO CON NACIONALISTAS E INDEPENDENTISTAS


Rajoy intenta reconquistar a Rivera tras su advertencia

Hayda Ramos

El PP facilita datos económicos a C's para negociar los Presupuestos.


Hay quien dice que las negociaciones políticas tras el 26J empiezan a parecerse a una película romántica: conocemos el principio, intuimos el desenlace, pero ignoramos cuál va a ser el siguiente argumento de la trama. Aunque más que una película, dirán algunos, esto parece una serie televisiva: un capítulo por día (o más)… e imposible vislumbrar el final.

El último punto de inflexión importante comenzó este martes, con los famosos diez votos misteriosos. Proclamada Ana Pastor como presidenta del Congreso, ¿quién iba a imaginar que la sesión constitutiva de las Cortes iba a dar tanto de sí?

La sombra de la sospecha: ¿con quién ha pactado el PP?

Desde entonces no se habla de otra cosa: en la votación para las vicepresidencias, las propuestas del PP reunieron 179 votos, es decir, diez más de los que suman sus diputados y los de C’s. Inmediatamente, las miradas se dirigieron hacia ERC, CC y, sobre todo, CDC y PNV. Todos niegan la paternidad de esas papeletas, lo que no hace sino alimentar los recelos. Y una gran pregunta sin respuesta: ¿quién apoyó al Partido Popular y a cambio de qué?

En el caso de Ciudadanos, esos recelos pueden ir más allá. Albert Rivera mostró este miércoles su malestar en Twitter mientras José Manuel Villegas tomaba la palabra en una rueda de prensa: “Ante esta situación extraordinaria, nos podríamos replantear la abstención técnica en la segunda votación para volver al no”. Según el vicesecretario general naranja, “no tiene mucho sentido hablar sobre políticas fundamentales para el país con quienes quieren romper ese país”.

Génova: desmentidos claros para seguir negociando

La maquinaria del PP se puso en marcha enseguida: los desmentidos tienen que ser claros para poder seguir negociando y llegar a pactos. “No hay ningún acuerdo con los partidos independentistas. Ni lo va a haber”, repiten, hablan de cuestiones “técnicas” y defienden que “hay que distinguir entre la Mesa de las Cortes y la investidura”, como ha dicho Fernando Martínez-Maillo, vicesecretario de Organización de los populares.

El escenario sigue siendo el mismo y “los actores siguen siendo dos, PSOE y Ciudadanos”, insisten desde Génova. “En el camino entre las pretensiones soberanistas y el PP hay un muro infranqueable que es el respeto a la soberanía nacional y la igualdad de todos los españoles”, ha afirmado Andrea Levy. Para la vicesecretaria de Estudios y Programas del PP, “la cortesía parlamentaria no puede entrar en juego y diálogo con aquellos que quieren dividir” España.

Rajoy, de las palabras a los hechos con Rivera

En este ambiente de cierta desconfianza, Mariano Rajoy trata de reconquistar a Albert Rivera, no solo con palabras, también con hechos. Por ello el PP ha enviado a C’s algunos datos económicos con los que construir los Presupuestos Generales del Estado para 2017, que deberían estar cerrados en septiembre. Más allá de los más de seis meses con un Gobierno en funciones, y todo lo que ello implica, esa es una de las cuestiones que más urge atajar. Hay que cuadrar cuentas y, además, negociar el techo de gasto y cumplir con el déficit que impone Bruselas. El calendario apremia, por lo que se trata de ganar tiempo.

Pero para ello tiene que haber Ejecutivo. Y con Ciudadanos amagando con volver al “no”, Martínez-Maillo ha lanzado este jueves un aviso al partido naranja: su anunciada abstención en una posible votación de investidura “no es suficiente” y “no sirve para elegir a un presidente del Gobierno”. No solo eso: puede acabar por activar una alternativa de PSOE, Unidos Podemos y las formaciones independentistas, advierte.

Si bien desde el PP reconocen como positivo ese primer paso anunciando dicha abstención, su vicesecretario de Organización considera que C’s comete “una gran equivocación” manteniendo esa postura: si al final “encalla la opción de centroderecha”, explica, hay otra suma que “sí da”. Una aritmética en la que podrían entrar PSOE (85), Unidos Podemos (71), ERC (9), CDC (8), PNV (5) y EH Bildu (2). Frente a ellos, PP (137), C's (32) y CC (1). Es decir, durante ese posible debate de investidura en el Congreso de los Diputados se podrían escuchar 180 síes y 170 noes.

Para que eso no ocurra, porque “quiere gobernar” y para darle “estabilidad” a España, Rajoy sigue trabajando en la búsqueda del “sí” de Ciudadanos y la abstención del PSOE.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es