20 de enero de 2020, 22:41:08
Nacional

RAJOY Y RIVERA SE VUELVEN A REUNIR LA PRÓXIMA SEMANA


El PP pretende que la sesión de investidura sea a finales de agosto

Hayda Ramos

PP y C's abren una "línea directa" para "mínimos urgentes". Por Hayda Ramos


Mariano Rajoy y Albert Rivera volverán a verse la próxima semana, según ha avanzado este jueves el vicesecretario de Comunicación del PP. "Cualquier desbloqueo y avance siempre son positivos", en opinión de Pablo Casado, que describe al líder de C's como "una persona responsable" que comparte "lo esencial" con los populares y que acostumbra a plantear "cuestiones asumibles".

Ante el "paso adelante" dado por Rajoy y Rivera, Casado insta a Sánchez a actuar con resposabilidad y evitar la "vergüenza" de unas terceras elecciones generales en menos de un año. Un mensaje que hace extensible al PSOE, formación que "en la historia democrática siempre ha estado a la altura de las circunstancias en los momentos clave". Y toque de atención al Comité Federal: "Nos metemos mucho con él [Pedro Sánchez], pero hace lo que le dice el Comité Federal, y ellos también tienen que votar para que haya un desbloqueo".

Casado, que ha expuesto que "una alternativa de izquierdas con nacionalistas no es buena para España", descarta un acuerdo con el Partido Demócrata Catalán (antigua Convergencia Democrática de Cataluña).

Ante un calendario que apremia, y en el que hay que poner fecha para el debate de investidura, el responsable de Comunicación del PP afirma que "la penúltima o incluso la última de agosto serían unas semanas estupendas, pero no depende de nosotros". Y cuanto antes, mejor: "Ojalá" pudiera ser en los próximos días, dice, aunque no debería retrasarse "mucho más allá" de finales de agosto o principios de septiembre.

El optimismo también se desprende de las palabras de otro vicesecretario popular, el de Organización: "Si Ciudadanos avanza hacia el sí, será más difícil que el PSOE conjugue el verbo bloquear", ha dicho Fernando Martínez-Maillo, que defiende que ahora hay "un escenario nuevo donde existe la posibilidad de ese acuerdo".

Tanto es así que considera que si PP y C's han decidido sentarse a negociar los Presupuestos, significa que "piensan que va a haber Gobierno".


PP y C's: "Canal de comunicación permanente"

Las palabras de Casado y Martínez-Maillo llegan un día después de que los presidentes del PP y de C's dejaran abierto un "canal de comunicación permanente" de cara a un posible futuro Gobierno. Un "primer paso" de una "larga caminata" que, además, maximiza la presión sobre el PSOE, al que ambos piden que anteponga España a sus intereses, que permita con su abstención que la legislatura eche a andar y que evite una "crisis institucional sin precedentes" con el "no, no, no" de Pedro Sánchez.

Tras el bloqueo total que se visualizó después de la cita con el secretario general socialista, un día antes, el candidato del PP se muestra ahora más optimista. Hasta el punto de que, por primera vez en mucho tiempo, este miércoles pronunció algunas palabras de relativa satisfacción. Hay una mínima rendija, y reflejo de ello es la negociación "leal, abierta y sin límites" que ofrece un presidente del Gobierno en funciones que avisa de que "nadie ha dicho que esto iba a ser ni fácil ni rápido".

Tras el jarro de agua fría que supuso el encuentro con el líder del PSOE, la reunión con su homólogo de C's ha sentado como un bálsamo a Rajoy, que reconoció a su salida que "poder empezar a colaborar en resolver tres o cuatro problemas urgentes es un paso positivo".

Ello a pesar de que Rivera sigue insistiendo en la abstención técnica naranja en la segunda votación de investidura, aunque es consciente de que hay asuntos urgentes para los que es imprescindible que España deje atrás la etapa "en funciones" y disponga de un Gobierno en plenitud de facultades. Apremia el calendario económico con respecto a los Presupuestos Generales del Estado y no hay tiempo que perder ante el reto secesionista en Cataluña. "Ciudadanos está con el PP y con el Gobierno", dice su responsable, que vuelve a mostrar el "compromiso de Ciudadanos para poner en marcha España".



La economía y Cataluña marcan varios "mínimos urgentes"

Así las cosas, Rajoy y Rivera han puesto en marcha una "línea directa" para empezar a trabajar sobre el techo de gasto, los nuevos objetivos de déficit público y la elaboración de los Presupuestos para 2017. Son unos "mínimos urgentes" que deberían quedar aprobados antes de que acabe septiembre, por lo que ya se ocupa de ellos un grupo sobre Política Económica. El acercamiento en asuntos como los PGE está justificado, según Rivera, porque "son de España y de Europa", lejos de cualquier cuestión partidista, y hay que "cumplir con los compromisos europeos".

De acuerdo con los documentos facilitados por el PP para la negociación, ese equipo debería acordar, en primer lugar, el conjunto de mínimos urgentes para poner en marcha la legislatura, esenciales para cumplir con los compromisos europeos y dar estabilidad al país.

En este sentido, el Ejecutivo en funciones propone la aprobación, antes del 30 de septiembre, del Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2017, compatible con la nueva senda de consolidación fiscal, con el fin iniciar su tramitación parlamentaria y recuerda que estas medidas son "imprescindibles" para el cumplimiento con Bruselas, ya que el 15 de octubre España deberá remitir a la Comisión Europea un informe sobre el grado de cumplimiento en torno a estos compromisos. "Si el señor Rivera y yo queremos que los Presupuestos se aprueben antes del 1 de octubre, significa que tenemos voluntad de hacer todo cuanto esté en nuestras manos para que haya una investidura", explicó Rajoy.



"Sin el PSOE no habrá Gobierno"

La situación en Cataluña también urge. Preocupado por el desafío independentista, que "amenaza la Constitución, la convivencia y 40 años de paz y libertad", Rivera trasladó a Rajoy un pacto "por España" para que la ciudadanía tenga claro que, gobierne quien gobierne, la unidad territorial "no se negocia". Una iniciativa que Rajoy ha visto "con buenos ojos" y a la que esperan que se adhieran otras formaciones constitucionalistas.

En definitiva, PP y C's acercan posturas, despiertan el optimismo, aunque avisan. "Sin el PSOE no habrá Gobierno, sin C's no habrá estabilidad", resume Rajoy; si Sánchez se mantiene "inflexible" e "inmovilista", España "está condenada a una crisis institucional sin precedentes" y habrá nuevas elecciones, advierte Rivera, que concluye: "Nosotros hemos asumido que, hoy por hoy, no hay alternativa a Rajoy", por lo que pide a Ferraz que "no se desentienda de la gobernabilidad".
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es