18 de enero de 2020, 16:43:20
Opinion

TRIBUNA


“Hemos hecho lo debido”

José Manuel Cuenca Toribio


Atinadamente, los nuevos preceptistas exigen que los títulos de los artículos periodísticos sean hoy día en extremo breves. La observancia de tal mandato por el anciano cronista ha determinado que este haya acortado la trascripción de una frase algo más larga o, al menos, con más letras: “Nosotros hemos hecho lo que teníamos que hacer”, dirigida a él por un animoso y sumamente trabajador vigilante nocturno y referida a la actitud hacia sus hijos de los padres del último periodo de historia española. Como epitafio histórico resulta insuperable; como lema generacional, admirable y un si no es conmovedor; y como motto ante la vida, envidiable y estimulante en sumo grado.

La frase en cuestión, conforme se anunciaba más atrás, se emitió por un padre andaluz adentrado en la sesentena, extenuado por una labor cuotidiana en extremo exigente y desarrollada permanentemente coram populum. Alguno de sus hijos, atraído fuertemente por las musas antes de cursar la carrera de Filología Románica, atraviesa en la actualidad el ominoso destino, común por desdicha a las mujeres y hombres de su generación, del paro. Muy dotado para el cultivo de las letras y con muchas y descollantes cualidades para la escritura, lleva casi un lustro entre idas y venidas frustrantes por los caminos a salto de mata de las clases particulares o las muy aleatorias y, a menudo, draconianas sustituciones en centros privados y públicos. Más presto quizás a seguir los reclamos y solicitaciones de su fértil minerva para redactar bellos textos en publicaciones ocasionales y no de gran impacto, que a preparar unas sañudas oposiciones con el objetivo común, según D. Pío Baroja, de todos los españoles de vivir sufragado por el presupuesto nacional, el joven que nos ocupa se muestra reacio a hipotecar su porvenir literario a un lance cada día más deturpado por el gigantesco burocratismo y no menor clientelismo de la organización política y social imperante hodierno en nuestro país.

Frente a los lamentos que su respetable y hasta lógica postura suscita en el cronista, de antiguo deslumbrado por los poderes taumatúrgicos en España de las oposiciones estatales, el buen padre del protagonista de estas líneas se limita, discreta y muy noblemente, a responder con un plural en modo alguno mayestático, sino asaz modesto: “Nosotros hemos hecho lo que teníamos que hacer…”. ¿Podrían imitarlo y decir lo mismo los integrantes de la clase política de la hora presente?

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es