7 de diciembre de 2019, 16:26:49
Deportes

ORO DEL PIRAGÜISTA EN K1 Y PLATA DEL ATLETA EN 110 M VALLAS


Walz y Ortega, jornada de oro y plata para España

Efe

La delegación española ya cuenta siete medallas.


Orlando Ortega, nacido junto a La Habana hace 24 años, consiguió la medalla de plata en la final de 110 metros vallas y devolvió al atletismo español al medallero olímpico, del que faltaba desde los Juegos de Atenas 2004.

El plusmarquista español cometió un pequeño error en la salida que le dejó ligeramente atrás, facilitando la victoria del favorito, el jamaicano Omar McLeod (13.05), aunque luego fue adelantando rivales hasta cruzar la meta en segundo lugar con 13.17. La medalla de bronce fue para el reciente campeón de Europa, el francés Dimitri Bascou, con 13.24.

McLeod, el único que ha bajado de los 13 segundos este año (12.98 en Shanghai), partía como favorito con la misión de dar a Jamaica su primer título olímpico en esta disciplina. El actual campeón mundial bajo techo fue el mas rápido en series (13.27) y en semifinales (13.15). Una victoria suya era el resultado más lógico.

Sin embargo, su octavo puesto en Mónaco, su última competición antes de Río, en la que fue batido por Orlando Ortega, había suscitado algunas dudas.

También España aspiraba a conseguir su primera medalla en una prueba en la que nunca había llegado más arriba del séptimo puesto (Javier Moracho en Moscú'80, Carlos Sala en Los Ángeles'84). Y para ello contaba con un atleta competitivo, nacido en La Habana y nacionalizado español en 2015.

Ortega había sido sexto en Londres 2012 con el equipo cubano y progresó hasta ser el más rápido del mundo en 2015 (12.94). Este año llegaba a Río como tercero en el ránking con 13.04.

Las semifinales refrendaron el cartel de favorito para McLeod, pero no despejaron las dudas. Se presentaba una final muy igualada con media docena de aspirantes a un podio que premiaría a quien no cometiera errores, en una prueba con diez trampas en el camino.

Ortega fue el más rápido en perder contacto con los tacos de salida (127 milésimas), pero en los primeros apoyos se quedó clavado en tanto que McLeod seguía una trayectoria regular de salida a meta. A mitad de carrera Ortega todavía tenía cuatro adversarios por delante, hasta que sacó a relucir su poderoso remate y llegó a tiempo de colgarse la plata.

La primera potencia mundial -también en esta disciplina-, Estados Unidos, acaparó 20 de los 28 títulos olímpicos anteriores y se permitió el lujo de no traer al actual campeón, Aries Merritt, que no se clasificó en las pruebas de selección.

Al frente de la inexperta terna estadounidense estaba el campeón nacional, Devon Allen, de 21 años, que llegaba segundo del ránking con 13.03, pero la final olímpica los superó a los tres. Allen, el mejor, terminó quinto con 13.31.

Marcus Walz, cuarta medalla de oro para España


El español Marcus Cooper Walz ganó este martes el oro en el K1 1.000 metros en las pruebas de piragüismo de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, con un tiempo de 3:31.447.

El español superó a todos los favoritos y le dejó la plata al checo Josef Dostal (3:32.145), subcampeón mundial el año pasado y campeón mundial en 2014, y el bronce al ruso Roman Anoshkin (3:33.363).

Cooper, un palista de padre británico y madre alemana residente en Mallorca, se situó en la punta ya en los primeros metros de competición y pasó en segundo lugar en la meta parcial de 250 metros, pero cayó al quinto en las dos siguientes marcas.

Sin embargo, como hizo en la semifinal, consiguió recuperarse en el último cuarto de la prueba, remontó con un tremendo poderío y conquistó el oro.

En cuarto lugar entró el australiano Murray Stewart, con un tiempo de 3:33.741, y en quinto el portugués Fernando Pimenta, que fue tercero en el Mundial de este año y tercero en el europeo de 2014, con 3:35.349.

Los dos grandes favoritos para esta prueba, el danés René Holten, campeón mundial el año pasado, subcampeón europeo en 2014 y actual líder de la Copa del Mundo, y el alemán Max Hoff, que fue plata en Londres 2012 y campeón mundial en 2013 y 2014, se quedaron relegados desde el inicio de la carrera y llegaron en la sexta y la séptima posición, con 3:36.840 y 3:37.581 respectivamente. El octavo fue el eslovaco Peter Gelle, con 3:40.691.

Las pruebas de piragüismo, en canoa (C) y kayak (K), se disputarán entre el lunes y el sábado en la Lagoa Rodrigo de Freitas, una laguna exprimida entre la playa de Ipanema y el cerro del Corcovado cuyas aguas generaron polémica por su nivel de contaminación aunque el COI ha garantizado que están en niveles adecuados para la salud.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es