20 de septiembre de 2019, 3:35:02
Nacional

GÉNOVA ACCEDE A UNA DE LAS MEDIDAS 'ESTRELLA' DE RIVERA


PP y Ciudadanos pactan la reforma del Poder Judicial

EL IMPARCIAL

A pesar de los distintos niveles de optimismo, la idea de ambos partidos es que Rajoy y Rivera protagonicen la 'foto' de un acuerdo el domingo.


A unas horas de que concluya el ultimátum de Ciudadanos, los equipos negociadores de la formación naranja y del PP van salvando escollos. La reunión del viernes se alargó durante toda la tarde y se espera que ambas formaciones se reúnan también este sábado. Porque el partido de Albert Rivera quiere apurar ese plazo de dos días que dio a los populares para salir de su enrocamiento ante las propuestas de Ciudadanos. Y, a pesar de que las últimas declaraciones a uno y otro lado siguen reflejando desacuerdos -el PP ve un acuerdo "inminente" mientras que Ciudadanos echa el freno-, también se han celebrado acercamientos importantes que abren la puerta al optimismo.

Según algunas fuentes, PP y C's ya han alcanzado acuerdos importantes en materias como la judicial, con un compromiso de reforma para que doce de los veinte miembros del CGPJ sean elegidos directamente por jueces y magistrados, una demanda de los de Rivera que habrían terminado aceptando en Génova. El acuerdo llega después de que, a las puertas del juicio por la trama Gürtel y en plenas negociaciones de cara a la investidura, Ciudadanos acusara al PP de no estar dispuesto a "despolitizar" el poder judicial.

Los populares acceden así a una de las medidas estrella con la que Ciudadanos acudió al 26J: la de reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial, según la cual los magistrados del CGPJ se eligen en el Congreso y el Senado. Sin embargo, sacar adelante la reforma de una Ley Orgánica como esta exige la mayoría absoluta del Congreso (176 votos), diez menos de los que suman PP y Ciudadanos.

El acuerdo para la reforma del Poder Judicial también incluye una limitación de las puertas giratorias entre la política y la judicatura en ambas direcciones. Esta medida regulará casos como el de la juez Victoria Rosell, que fue como cabeza de lista de Podemos por Las Palmas y después volvió a su puesto. Según la reforma acordada por PP y C's tendría que esperar un plazo de dos a cinco años para regresar a la carrera judicial después de haber iniciado una andadura política.

El PP, no obstante, no cederá finalmente en demandas de C's como la supresión de las diputaciones, aunque sí está dispuesto a hacer algún ajuste de gasto o gestión. Tampoco admitirá grandes cambios para el Senado y desde luego no habrá en el acuerdo el compromiso explícito de hacer primarias porque los 'populares' tomarán esa decisión de manera interna en un congreso.

Sí que se ha llegado a un acuerdo con respecto a los tipos de contrato: si bien Ciudadanos renunciaría a otro de los caballos de batalla de su programa electoral, el contrato único, el PP sí se ha comprometido a reducir el número y variedad de modalidades. Además, las cifras con las que calculan que se pueden financiar las medidas consensuadas ya están encima de la mesa, como Ciudadanos llevaba días demandando.

Desde el PP, y en contra de la visión más pesimista que da la formación naranja, que apenas quedan flecos, aunque fuentes de este partido aseguran que "siguen trabajando" para lograr el mayor consenso posible en todos los temas. Algunas voces 'populares' admitían además que ven en la posición de Ciudadanos cierta puesta en escena para que no parezca que están dispuestos al "sí" a Rajoy sin muchas condiciones.

La idea por parte de ambos partidos en cualquier caso es que, una vez cerrado, Mariano Rajoy y Albert Rivera protagonicen la 'foto' de este acuerdo de investidura, previsiblemente el domingo.

Presión al PSOE

A pesar de haber cortado ya importantes flecos del pacto de investidura con Ciudadanos, el PP sabe que tiene otro importante escollo que salvar: el 'no' del PSOE. El vicesecretario de Organización del PP, Fernando Martínez-Maillo, ha vuelto a pedir a los socialistas que "reflexionen y no obstaculicen la formación de gobierno" y que demuestren la "visión de Estado" que debe tener el partido que más años ha gobernado en España, sobre todo si Rajoy llega finalmente, como espera el PP, con el apoyo de 170 escaños: los suyos, los de Ciudadanos, y el de Coalición Canaria.

También desde la rueda de prensa del Consejo de Ministros, la vicepresidenta del Ejecutivo en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría, ha pedido al PSOE y a su líder, Pedro Sánchez, que sean "muy conscientes de lo que demandan las circunstancias y el momento en que vivimos", y ha insistido en que todos los partidos deben evitar que los españoles acudan de nuevo a las urnas.

En cuanto se cierre el acuerdo con Ciudadanos la intención de Mariano Rajoy, según han insistido desde el PP, es llamar a Pedro Sánchez para pedirle su colaboración, ya que con los 170 apoyos con los que previsiblemente acudirá al Congreso el martes no son suficientes para garantizar su investidura.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es