28 de julio de 2021, 16:56:25
Nacional

SOLO EN DESPLAZAMIENTOS DE LOS DIPUTADOS AL EXTRANJERO


Más de 600.000 euros en viajes durante la legislatura fallida

Efe

El Congreso estudiará a partir del martes cómo reducir la factura.


Una de las propuestas que se estudiará en la reunión del martes es reducir los viajes a las reuniones de organismos como la OTAN, el Consejo de Europa o la OSCE, en los que el Congreso está como "observador", aseguran a EFE fuentes de la Mesa, porque "no todos los viajes son imprescindibles".

No se tocarán aquellos traslados relacionados con los derechos humanos o con el intercambio parlamentario, han explicado las mismas fuentes, subrayando que en esta cuestión hay "bastante unanimidad" entre las cuatro fuerzas representadas en el órgano de gobierno de la Cámara.

En este nuevo escenario político sin mayorías absolutas y al margen de que el Gobierno esté aún en funciones, se ha abierto camino la idea de que los viajes tienen que regirse por los criterios de "necesidad y racionalidad", afirman otras fuentes, que recuerdan que ya Patxi López puso "especial celo" en esta cuestión y Ana Pastor ha recogido ahora el testigo.

Todas las fuerzas políticas coinciden en que el Congreso tiene una función de "representación institucional" en el exterior que hay que mantener, como también hay que mantener el respeto a la "pluralidad" de la Cámara en las delegaciones oficiales.

Pero todo eso es compatible, señalan, con reducir el gasto todo lo que sea posible bien sea revisando la utilidad real de los viajes o limitando el número de miembros en las misiones.


La mayor cuantía, para los que se autorizan automáticamente

El foco se ha puesto sobre todo en las visitas que hace el Congreso a organismos internacionales, que suponen el grueso del gasto en desplazamientos al exterior y por las que solo se rinden cuentas una vez concluidas. Ahora lo que se plantea es establecer unos criterios "sensatos y racionales", teniendo en cuenta, además, el momento de bloqueo político que vive el país y en el que es obligado "atender el mensaje de que no se deben cometer excesos", recalcan las fuentes.

De acuerdo con los datos reflejados en el Portal de la Transparencia de la Cámara Baja, la factura de la actividad internacional de los diputados durante la anterior legislatura, que apenas duró cuatro meses, se elevó a casi medio millón de euros (488.185,19). Los dos viajes más costosos fueron los que realizó la delegación española a la asamblea parlamentaria del Consejo de Europa, en Estrasburgo, en enero pasado (95.925,99) y en abril (104.999,36), precisamente los que se autorizan de manera automática.

Hay otras visitas, sin embargo, que tienen que contar con el visto bueno expreso de la Mesa antes de realizarse, por ejemplo, cuando se trata de asistir a seminarios, foros o conferencias. Aproximadamente, estos viajes únicamente representan un 10% del total, según el informe que Ana Pastor presentó a la Mesa esta semana. Se incluye en este cupo, entre otros, la participación en una reunión de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer en Nueva York en marzo (49.493,14 euros) o un curso de Técnica Legislativa y Administración Parlamentaria en Montevideo, ese mismo mes, que tuvo un coste de 29.576,18 euros.

Durante los dos meses y medio que estuvieron disueltas las Cortes al convocarse las elecciones del 26 de junio (del 3 de mayo al 19 de julio), el Congreso desembolsó 112.201,64 euros en desplazamientos internacionales a falta de facturar un viaje a la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa en junio.

Y desde que arrancó la XII Legislatura, el 19 de julio, se ha producido una visita a la Asamblea Parlamentaria de la OTAN en Shanghai y Pekín, en julio, que también está pendiente de facturar, según consta en el Portal de Transparencia.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es