11 de noviembre de 2019, 23:42:41
Opinion

TIRO CON ARCO


El Imperio contraataca

Dani Villagrasa Beltrán


En 2007, cuando la crisis económica mundial estaba en ciernes, con epicentro en Wall Street, el rapero Jay-Z (esposo de Beyoncé, para más señas) aparecía en su último videoclip alardeando con billetes de 500 euros en lugar de hacerlo con los habituales dólares. Es sólo un ejemplo, pero EEUU, cuyo dominio del mundo es militar, por supuesto, pero también monetario, no podía consentir que hasta los raperos supieran que el euro molaba más que el dólar. Se pusieron al tema e inmediatamente comenzaron a surgir todas las contradicciones del euro.


Los hedge-funds, las agencias de rating, diversos brazos financieros… cada cual puso su parte en ese ataque a Europa por sus flancos que desembocó en la crisis de deuda.

EEUU tiene en la Unión Europea a un competidor, que a nadie le quepa duda, y no parece dispuesto a dejarle pasar ni una. Hasta ahora, Reino Unido jugaba un papel de nexo entre el Continente y la nación americana y, hasta que se recoloquen los actores, por el momento estamos viendo algunos pequeños vaciles vía económica.

Recientemente hablaba sobre la ‘multa’ que la Unión Europea le endosaba a Apple en concepto de impuestos no pagados en Irlanda y que Irlanda, por cierto, se niega a cobrar. Apple, ya lo he reiterado en alguna ocasión, es más que la segunda mayor cotizada del mundo, es el éxito de un modelo de capitalismo de valor añadido. Además, es el relato mismo de la tierra de las oportunidades, EEUU, donde alguien con una idea, desde un garaje, puede convertirse en el amo del mundo.

Así que Washington no va a consentir que unos burócratas europeos manoseen su joya de la corona así como así. Este jueves conocíamos la réplica yanqui: el Departamento de Justicia prepara una multa de 14.000 millones de dólares para Deutsche Bank, el gigante bancario alemán, por su papel en el episodio de las hipotecas subprime. ¿La fecha elegida para hacer pública la noticia? El octavo aniversario de la caída de Lehman Brothers.

La UE se enfrenta a un ‘ser o no ser’ tras el ‘Brexit’, y este viernes, mientras las acciones del Deutsche se desplomaban, los líderes europeos llevaban a cabo la enésima escenificación de voluntad de sacar a la Unión de su laberinto, esta vez en Bratislava. Se les ha ocurrido tirar por lo militar: un ejército europeo. No sé cómo habrá caído en Washington.

Cualquier iniciativa europea es como una larga travesía en la que cada cual mira tan sólo por su propio interés, así que quien sabe qué es lo que ocurrirá con ese ejército fantasma. Por el momento, se preparan elecciones en Holanda, Francia y Alemania, con los eurófobos al acecho, clamando contra Bruselas. Allí se verá el verdadero alcance del ‘Brexit’.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es