19 de octubre de 2019, 1:50:15
Editorial


Esperpento nacionalista en el Supremo



Francesc Homs llegaba ayer a declarar al Supremo acompañado de la plana mayor del secesionismo catalán. En una puesta en escena tan estudiada como ridícula, tanto el propio Homs como el resto de cabezas visibles de Juntos por el Sí -Artur mas incluido- parecían rivalizar por cuál de ellos haría la declaración más altisonante.

En todo caso, lo sucedido ayer a las puertas del Supremo no es sino un fiel reflejo de lo que es actualmente la vida política catalana: una amalgama de estridencias y de ataques a la legalidad vigente. Recuerda igualmente a los espectáculos de la izquierda abertzale cada vez que uno de sus miembros tenía que acudir a sede judicial.

La etapa de interinidad que padece la administración central está permitiendo que el nacionalismo catalán actúe con total impunidad, a sabiendas del enorme vacío político que originarían unas más que previsibles terceras elecciones generales. Y lo peor es que ni PSOE ni Podemos mantienen una postura clara e inteligible sobre Cataluña.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es