28 de octubre de 2020, 9:19:01
Opinión

POR LIBRE


Pedro Sánchez desangra al PSOE

Joaquín Vila


Tras el vapuleo que se ha llevado el PSOE en Galicia y el País Vasco, Pedro Sánchez aún es capaz de sacar pecho y enrocarse en la poltrona de la secretaría general. Todavía es capaz de inventarse una finta e intentar gobernar con Podemos y los secesionistas. Todavía es capaz de aguantar, mediante encuestas con los militantes o cualquier otra añagaza, y presentarse a las terceras elecciones en caso de no lograr el gobierno Frankenstein.

Pocas veces hemos conocido a un político tan perverso, tan letal, tan lelo. En Galicia, mientras el PP ha arrasado con una nueva y abultadísima mayoría absoluta, el PSOE ha sido superado por los desarrapados populistas a los que ha dado alas en los Ayuntamientos y Comunidades Autónomas. Él alimenta al monstruo que terminará por devorar al PSOE si nadie lo remedia.

En el País Vasco también ha sido superado de largo por las huestes de su compañero del alma Pablo Iglesias, al perder el PSOE la mitad de sus escaños, quedándose en el cuarto puesto del Parlamento.

El resultado electoral de este domingo en Galicia y el País Vasco ha sido el peor de los posibles y, de nuevo, el peor de la historia del PSOE. Y el artífice de la catástrofe no es otro que Pedro Sánchez.

O el Comité Federal del PSOE descabalga con urgencia a Pedro Sánchez de la secretaría general o el histórico partido será arrollado por la extrema izquierda de Podemos, mientras España se mantiene bloqueada. Porque los llamados barones y críticos, de momento, amagan pero no dan. Pues ahora a nunca. Porque si Pedro Sánchez sigue al frente del partido, el PSOE puede desaparecer. No es ni broma ni exageración. Los datos son irrefutables; la aritmética, implacable. Y la memez de Pedro Sánchez, insuperable.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es