17 de enero de 2020, 15:19:56
Nacional

EL PP PRETENDE AMARRAR LA APROBACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS DE 2017


La gestora del PSOE advierte a Rajoy de que no aceptará condiciones

EL IMPARCIAL/Efe

Descarta la consulta a la militancia y la opción de un Gobierno alternativo.


El portavoz de la gestora del PSOE, el andaluz Mario Jiménez, ha asegurado este miércoles que el PP "no está en situación de poner condiciones absolutamente para nada" a cambio de que los socialistas se abstengan ante Mariano Rajoy, al que ha exigido dejar de "jugar a tácticas de guerra electoral".

Jiménez ha lanzado este mensaje al PP después de que el ministro del Interior en funciones, Jorge Fernández Díaz, afirmara que el PSOE debe facilitar una investidura para que el Gobierno tenga "un mínimo de garantías" de tener estabilidad. "El PP no está en condiciones o en situación de poner condiciones para nada ni para nadie", ha avisado el portavoz de la gestora en declaraciones en el programa 'Más de uno' de Onda Cero.

Jiménez ha recordado que el PSOE aún no ha tomado una decisión sobre qué hará en caso de que Rajoy se presente de nuevo a la reelección, pero ha remarcado que se trataría solo de una posición sobre la investidura. Una posición que cada vez suma más adeptos entre las filas del PSOE del lado de la abstención.

El PP aprieta

Los populares están aprovechando la crisis socialista y ya se frotan las manos. Cualquiera de las dos opciones que están encima de la mesa de Ferraz resulta beneficiosa para el PP. Por un lado, si el PSOE se mantiene en el 'no' y a finales de octubre se disuelven las Cortes para convocar terceras elecciones, las encuestas adelantan que Rajoy saldría reforzado y que la nueva cita con las urnas podría constituir la estocada para el partido socialista. Por otra parte, la ansiada abstención socialista por la que tanto ha negociado el líder popular, demandada incluso desde el 26J por sectores del propio PSOE, renovaría al actual presidente en funciones en su cargo.

En este punto, el PP se ve fuerte y quiere mejorar, aún más, su posición. Los populares insisten en que no quieren una nueva cita con las urnas aunque pueda serles favorables, pero tampoco se conforman con una abstención técnica de los socialistas, y entienden que el acuerdo pasa inevitablemente por algunas garantías de gobernabilidad a medio plazo. Y como primera garantía ponen los Presupuestos Generales del Estado de 2017.


Este mismo miércoles, el portavoz del grupo popular, Rafael Hernando, ha defendido que una posible abstención del PSOE que facilite un nuevo gobierno de Mariano Rajoy no sea meramente "estratégica", sino "útil" para que haya un ejecutivo que pueda gobernar y una legislatura estable. "Por lo menos que tengamos la posibilidad de traer una legislación en la que, si quieren, nos pongamos de acuerdo precisamente y que cualquier abstención no sea una cuestión sólo estratégica, sino una abstención que sea útil para los ciudadanos", ha insistido. Y más concretamente, Hernando ha considerado que un país sin presupuestos está abocado a la incertidumbre.

Sin embargo, según ha resaltado Jiménez, la exigencia de condiciones por parte del PP responde a "un tacticismo impropio de un partido que ha ganado las elecciones"- El portavoz de la gestora ha mostrado su malestar y ha advertido al PP que no aceptarán exigencias. Jiménez ha recordado al PP que en la actualidad, tiene 180 votos en contra, por lo que ha insistido en que no puede exigir un precio para que Rajoy salga reelegido.

También le ha reprochado que a pesar de tener 137 escaños en un Parlamento "mayoritariamente de derechas", no ha sido capaz de reunir los apoyos necesarios para la reelección de su candidato. Por ello, ha emplazado a Rajoy y al PP a decidir si van a afrontar el proceso de investidura con "responsabilidad y honestidad" o lo va a hacer con "tácticas de guerra electoral", lo que tendrá que "explicar a España, Europa y al mundo entero".

Jiménez se ha quejado de que haya "una obsesión por fijar la responsabilidad" de desbloquear la situación solo el PSOE cuando es "de todos los partidos". "Es reducionista y ventajista por parte de algunos", ha criticado el portavoz de la gestora para tratar de repartir la presión que está recayendo en el PSOE.

Ni militancia ni Gobierno alternativo

El dirigente andaluz ha hecho hincapié en que el PSOE no ha tomado por ahora ninguna decisión y que ésta se adoptará en los próximos días en el marco del Comité Federal. Sin embargo, sí se ha decidido a descartar una opción que se venía contemplando hasta ahora: la de consultar a los militantes la decisión del Comité Federal sobre abstención o 'no' a Rajoy. "Lo que nos puede permitir recuperar la tranquilidad, el sosiego y restañar heridas es empezar a cumplir escrupulosamente y con respeto exquisito a las normas del partido", ha manifestado.

Por otro lado, Jiménez ha asegurado que las únicas opciones que hay sobre la mesa son facilitar el gobierno del PP o terceras elecciones, al no ser viable un gobierno alternativo, como defendía Sánchez.

A su juicio, el gobierno del PSOE con Podemos y Ciudadanos fue posible en marzo, pero no ahora ante el veto mutuo de los dos partidos. También ha garantizado que los socialistas no se van a plantear un pacto con los partidos independentistas catalanes. "En política, lo que no es posible es falso. No hagamos debates falsos. Esa alternativa no existe. La única alternativa es si vamos o no a elecciones", ha sintetizado el portavoz de la gestora.

En caso de que se vuelvan a convocar las urnas, Jiménez ha admitido que será "un fracaso integral" de los partidos, por lo que ha pedido que "haya un ejercicio de responsabilidad por parte de todo el mundo".


El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es