24 de enero de 2020, 16:07:38
Nacional

FELIPE VI ABOGA POR "DESDRAMATIZAR" UNA REFORMA CONSTITUCIONAL


El Rey cierra la ronda de consultas antes de proponer candidato

Efe

El presidente de la gestora confirma la abstención del PSOE en la investidura.


Felipe VI ha comentado este martes al portavoz de Compromís, Joan Baldoví, que es necesario "desdramatizar" cuestiones como la reforma de la Constitución, un asunto que el jefe del Estado ha puesto de relieve en la conversación de 37 minutos que ambos han mantenido en su despacho del Palacio de la Zarzuela.

Tras reunirse con el Rey, Baldoví ha comparecido en el Congreso en rueda de prensa, y allí ha asegurado que don Felipe le ha apuntado que "no hay que tener miedo a abordar determinados temas", como es el caso de la modificación de la Carta Magna o incluso el debate sobre el soberanismo catalán, siempre a través del diálogo.

Al hablar de la necesidad apuntada por el Rey de "desdramatizar" estos asuntos, el diputado catalán ha mencionado también el "sentido común". El Rey ha reanudado con el portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví, la segunda ronda de consultas políticas de la actual legislatura, tras la que decidirá si propone a Mariano Rajoy como candidato a la Presidencia del Gobierno.

A diferencia de anteriores visitas a la Zarzuela, el diputado de Compromís ha acudido esta vez con traje y corbata a su encuentro con don Felipe en el Salón de Audiencias, donde ha saludado al jefe del Estado con su habitual "Hola, ¿qué tal?" y a quien ha dirigido algún comentario informal mientras ambos posaban para los medios gráficos antes de pasar al despacho oficial del Monarca.

Baldoví, que representa en esta audiencia a los nueve diputados de la candidatura A la Valenciana (Compromís, Podemos y EUPV), lamenta que el PSOE haya optado por dejar que Rajoy sea jefe del Ejecutivo y tras la ronda de consultas anterior sostuvo que cualquier posibilidad de pacto que le impidiera continuar en la Presidencia del Gobierno "sería sano e higiénico para este país".

En Comú Podem

El Rey ha proseguido la segunda jornada de su ronda de consultas políticas con el líder de En Comú Podem, Xavier Domènech, quien ha dedicado la mayor parte de la reunión a tratar el problema de la situación de Cataluña, un asunto que según ha manifestado es motivo de preocupación para el jefe del Estado. "Se ve que le preocupa porque, si no, no habríamos hablado tanto rato de esto. A mí también me preocupa", ha declarado en rueda de prensa en el Congreso.

Además de la crisis institucional con Cataluña, ambos han abordado la posible reforma de la Constitución, aunque esta cuestión de manera menos detallada que en otras ocasiones, ha explicado. La "construcción de un nuevo espacio político en Cataluña", ha sido así, según Domènech, una de las principales cuestiones tratadas en un encuentro que por otro lado ha servido para que el Rey constatara la oposición de la formación catalana a investir a Rajoy.

Domènech también ha expuesto a don Felipe su percepción sobre el alcance de la abstención del PSOE que facilitará la investidura de Mariano Rajoy. Con la ayuda de C's, entiende que se ha conformado una "gran coalición" que no dará sus votos "gratis" porque tendrá "un precio enorme para la ciudadanía" y ha expresado su temor de que cuando arranque la legislatura ambos partidos apoyen los "recortes" del PP, el "gran agujero negro del sistema político del Estado".

Frente a ello, le ha explicado que su grupo va a construir, desde la oposición, "un muro clarísimo al PP de la Gürtel, la desigualdad y la corrupción", una oposición "contundente y también responsable".

Domènech ha explicado que su grupo no ha decidido aún si acudirá a la manifestación "Rodea al Congreso" que convocada para el día de la investidura, en la que su misión, ha recordado, es "votar no a Rajoy", y ha restado importancia al hecho de que sus promotores consideren "ilegítimo" un nuevo Gobierno del líder del PP. El parlamentario catalán opina que es lógico que vayan a incrementarse las protestas.

Ciudadanos

A continuación, el presidente de Ciudadanos (C's), Albert Rivera, ha explicado a Felipe VI su posición sobre una nueva investidura de Mariano Rajoy, ante la que este partido considera en vigor el pacto que suscribió con el PP el pasado agosto, al tiempo que ha confirmado el "sí" de Ciudadanos a la investidura para superar finalmente el "desbloqueo" y poner en marcha las "soluciones" que demanda la gente.

Tras los últimos acontecimientos políticos, Rivera celebra que el Comité Federal del PSOE votara mayoritariamente a favor de la abstención, da por hecha la investidura de Rajoy como presidente del Gobierno y cree que los 32 escaños de Ciudadanos servirán para marcar "la hoja de ruta" del nuevo Ejecutivo.

Argumenta en este sentido que la negociación "responsable" de su partido con el PP permitirá aplicar 150 reformas necesarias para el país, frente a la estrategia seguida por el PSOE en este tiempo, que a su juicio ha optado por "dividirse internamente y no exigir nada a cambio".

El líder de C's, que no ha querido comentar el contenido de su conversación con Felipe VI, ha arremetido contra Podemos por preferir "rodear el Congreso" que trabajar desde dentro. "Lo que le pido a Podemos e IU es que ahora que hemos logrado que se acabe el bipartidismo y que haya cuatro grupos mayoritarios en el Congreso y que algunos de los anhelos del 15M estén en el Congreso trabajen desde el escaño y no desde fuera", ha reclamado.

Preguntado si cree que será una legislatura corta, Rivera se ha mostrado convencido de que dependerá de la voluntad del PP y del PSOE de sacar adelante las más de cien medidas que pactaron por separado los tres partidos. "Si alguien en el camino piensa más en los intereses partidistas, no llegaremos a buen puerto", ha alertado Rivera que, parafraseando al Rey, ha apostado por acabar con el "pesimismo" y el "desaliento".

Sobre la reforma constitucional, un tema que este martes no ha hablado con el monarca, según ha dicho, Rivera cree que esta puede ser la legislatura para poner en marcha esa reforma "sin excluir a nadie", incluidos los partidos nacionalistas, aunque habrá que preguntarles a ellos "si quieren estar" en esa mesa para cambiar la Constitución.

Podemos

Desde Podemos, su secretario general, Pablo Iglesias, ha acudido por quinta vez al Palacio de la Zarzuela para reunirse con Felipe VI, para exponer su opinión sobre cómo puede desarrollarse una legislatura que, en su opinión, se va a caracterizar por los "garrotazos de cara a la galería" entre PP, PSOE y Ciudadanos durante el día y los "acuerdos estratégicos por la noche" entre estas tres fuerzas.

En rueda de prensa en el Congreso tras su encuentro con el Rey dentro de la ronda de consultas, Iglesias ha augurado que la "triple alianza" entre estos tres partidos irá "mucho más allá de la investidura". Por todo ello ha advertido de que "será difícil" que PSOE o C's traten de presentarse ante la sociedad como partidos de la oposición.

Además les ha acusado de ser responsables de que el PP vaya a seguir gobernando bajo su "trilogía" de "ineficacia, corrupción e inmovilismo". El PP, ha lamentado, podrá contar con socialistas y Ciudadanos para cuestiones "estratégicas" como el sistema electoral, los presupuestos o la propia Constitución.

Respecto a la situación en la que quedan los pactos autonómicos en las comunidades donde el PSOE gobierna con el apoyo de Podemos, como Aragón, Castilla-La Mancha o Baleares, Iglesias ha sospechado que el que gobierne Rajoy con la abstención del PSOE "puede afectar al mal cumplimiento de esos acuerdos". Por ello, ha abogado por "introducir mecanismos de reforzamiento y de blindaje que garanticen el cumplimiento" de esos pactos.

"Vamos a trabajar en esa dirección. Es difícil explicar que alguien que defiende políticas progresistas en su región diga en España que hay que abstenerse para entregar el gobierno al PP", lo ha justificado Iglesias.

PSOE

Después, ha llegado la hora del PSOE. El Rey ha recibido en el Palacio de la Zarzuela al presidente de la comisión gestora, Javier Fernández, quien ha tenido así oportunidad de comunicar formalmente y explicar al jefe del Estado la decisión adoptada por el último Comité Federal para desbloquear la formación de un nuevo Gobierno.

La reunión del Rey con Javier Fernández, que sustituye por primera vez en la Zarzuela al dimitido Pedro Sánchez como interlocutor de Felipe VI, tiene lugar dos días después de que el máximo órgano socialista entre congresos acordara, por 139 votos contra 96, permitir a Rajoy formar Gobierno mediante la abstención de los parlamentarios socialistas en la segunda votación para su investidura.

Además de afrontar el reto del PSC, que ha reafirmado la intención de que sus parlamentarios mantengan el voto negativo a Rajoy, el presidente de la gestora ha respondido por escrito a los ocho líderes regionales que le habían pedido que la abstención sea solo de 11 diputados que "no cabe debate alguno" sobre esa cuestión, dada la "firmeza" de la resolución del Comité Federal.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es