28 de noviembre de 2020, 14:54:22
Editorial


Alsasua: el entorno de ETA pervive



El Gobierno Foral de Navarra ha criticado la detención de varios implicados de la brutal agresión sufrida recientemente por dos guardias civiles y sus novias. La gravedad de este suceso ha hecho que sea la Audiencia Nacional quien se encargue de su instrucción, por cuanto está tipificado como delito de terrorismo -aparte de amenazas, lesiones y otros tantos ilícitos penales-.

Los herederos de Batasuna, brazo político de ETA, son quienes gobiernan en Navarra y en el ayuntamiento de Alsasua. Fieles a su estilo, la administración autonómica no sólo denigra constantemente a la Guardia Civil, sino que sufraga con fondos públicos a una página web cargada de odio contra la Benemérita. El consistorio, por su parte, tampoco va a la zaga, y no sólo ha criticado abiertamente la detención de los aprendices de terrorista, sino que ha organizado marchas de protesta contra el instituto armado.

Pero nada de esto sería posible sin apoyos. Más concretamente, de Podemos y el PSOE, valedores tanto del gobierno autonómico como local. Se da la circunstancia, además, de que el único concejal socialista en Alsasua ha votado sistemáticamente a favor de Bildu en todas las resoluciones que ha instado esta formación a propósito de un lamentable suceso que no hace sino retratar el peor lado de la izquierda.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es