20 de octubre de 2019, 23:18:14
Editorial


Acercamiento entre Susana Díaz y Miquel Iceta



El encuentro mantenido recientemente por Miquel Iceta y Susana Díaz ha servido para acercar posturas entre el PSC y el PSOE, aunque la brecha sigue siendo aún casi insalvable. De hecho, la reunión tenía como objetivo precisamente eso, salvar los muebles de un PSOE que no puede permitirse un frente -otro más- como el PSC. Y menos ahora que Pedro Sánchez ha vuelto a primera línea de la escena política para revolver a parte de la militancia contra su propio partido.

Por parte del PSOE, Susana Díaz es consciente de que uno de sus principales problemas -aparte de Pedro Sánchez- es el PSC. Son varias las voces autorizadas dentro del partido que abogan por soltar de una vez el lastre del PSC y crear en Cataluña una agrupación que sea antes socialista que nacionalista, como pasa ahora. Sin embargo, con la descomposición interna que vive actualmente el PSOE no parece el mejor momento de soluciones “quirúrgicas”.

Esa es una labor más de la nueva ejecutiva que de la gestora; pero una labor, a fin de cuentas, que debe ser prioritaria al día siguiente de clausurarse el congreso. Mientras tanto, la postura adoptada la pasada semana por Miquel Iceta y Susana Díaz da un punto de sosiego. Con todo, esta tregua puede quedar en nada si a Pedro Sánchez se le ocurre viajar a Cataluña para “hablar” con la militancia.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es