20 de octubre de 2020, 11:30:15
Motor

ESPACIO


El ambicioso Audi Lunar Quattro, listo para viajar a la Luna

Claudia Pérez-Ullivarri

El Audi lunar quattro ha perdido ocho kilos de peso y ha incorporado la tecnología Audi e-tron.


Audi y el grupo alemán de ingenieros anunciaron su asociación a principios de 2015 con el objetivo de reunir conjuntamente la máxima experiencia tecnológica posible para mandar un vehículo no tripulado a la Luna, dentro de la competición Google Lunar XPRIZE. De esta forma, 16 expertos de Audi han apoyado al equipo de científicos para optimizar el vehículo lunar de cara a la misión.

“Estamos orgullosos de haber incorporado a este vehículo lunar algunos de los aspectos más importantes del ADN de la marca de los cuatro aros: es un vehículo con tracción quattro, está equipado con una batería e-tron, se conduce de forma pilotada y se ha realizado utilizando una inteligente combinación de materiales”, comenta Michael Schöffmann, Jefe de Desarrollo de Transmisiones de Audi y Coordinador de Desarrollo del proyecto Audi lunar quattro. “La colaboración con el equipo de científicos a tiempo parcial también ha sido muy enriquecedora para nosotros: estamos rompiendo barreras tecnológicas con este vehículo y podremos aprender mucho sobre cómo se comportan los componentes del automóvil en condiciones extremas”.

En los últimos meses, los expertos de Audi han estado optimizando su electrónica de alto rendimiento y aportando su experiencia en conducción pilotada al proceso de desarrollo. Con el fin de aumentar la estabilidad y la superficie de contacto, los ingenieros y diseñadores han ampliado tanto el tamaño del vehículo como sus ruedas. También han reducido el peso de 38 a 30 kilogramos, utilizando una combinación óptima de materiales y la impresión 3D en aluminio. Además, el vehículo ha sido sometido a sofisticadas pruebas, como la realizada en la cámara climática de Audi, en la que se simularon las condiciones extremas de la Luna, para poner a prueba todos los componentes y examinar su idoneidad.

Para ayudarle en su orientación, el Audi lunar contará con cuatro cámaras que se usarán para examinar objetos y tomar fotografías en formato 3D y 360º. Uno de los atractivos del recorrido serán los restos de la misión Apolo 17 que aún se encuentran en Valle de Taurus-Littrow. Alina, el módulo de alunizaje que se utilizará, pisará la Luna con dos Audi lunar quattro a bordo cerca del punto que se utilizó en 1972. Además de los dos vehículos lunares, los científicos del proyecto incluirán proyectos de investigación de socios como la Agencia Espacial Estadounidense (NASA), la Agencia Espacial Europea (ESA) y Wikipedia.

La misión hacia la Luna se llevará a cabo a finales de 2017, por lo que ambos vehículos y la sonda de alunizaje deberá superar exhaustivas pruebas. Para ello, el equipo se desplazará hasta Oriente Medio y realizará una simulación completa de la misión.

El Google Lunar XPRIZE, con una dotación de más de 30 millones de dólares, es una competición dirigida a ingenieros y emprendedores de todo el mundo, en la que un equipo privado debe enviar un vehículo a la Luna, conducirlo una distancia de al menos 500 metros y enviar a la tierra imágenes de alta resolución. De los 50 participantes iniciales solo quedan cinco equipos en liza para conseguir el objetivo y llegar a la luna.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es