9 de diciembre de 2019, 17:41:45
Nacional

JxSÍ, LA CUP Y ANC IGNORAN LA SENTENCIA DEL ALTO TRIBUNAL


Puigdemont mantiene su hoja de ruta tras la sentencia del TC

EL IMPARCIAL/Efe

Mientras Homs defiende el referéndum, aunque el Estado "mande los tanques".


El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha asegurado que "se mantiene la hoja de ruta" hacia un referéndum en 2017 y que no piensa desconvocar la cumbre prevista para el 23 de diciembre para preparar esta consulta, pese a la presión del "populismo constitucional que recorre el Estado".

Tras reunirse en el Palau de la Generalitat con la presidenta balear, la socialista Francina Armengol, Puigdemont ha salido al paso de la decisión del Tribunal Constitucional (TC) de suspender cautelarmente la resolución del Parlament que abría la puerta a un referéndum unilateral en 2017.

En una comparecencia en la Galería Gótica del Palau, Puigdemont ha afirmado que la suspensión decretada por el TC "no representa ninguna sorpresa", pero sí "confirma una vez más que hay un determinado populismo constitucional que recorre el Estado" y que establece que "los catalanes no tenemos derecho a votar y, si votamos, no vale", ya que el Estatut "tuvo que ser corregido".

El Alto Tribunal ha suspendido este miércoles cautelarmente la resolución del Parlamento de Cataluña que prevé un referéndum en septiembre de 2017, al haber admitido a trámite el incidente de ejecución de sentencia presentado por el Gobierno en contra de aquella decisión.

"Una vez más lo leo como un error por no decir una provocación", ha dicho Homs en declaraciones en el Congreso, donde ha recalcado que "si alguien se piensa de verdad en el Gobierno de España que a través de la judicialización de los que se plantea en Cataluña lo van a parar, es que no se ha enterado de nada". Además, ha recalcado que votar no puede ser un delito y ha advertido de que se va a un mayor enfrentamiento.

Pese a que el PP, PSOE y Ciudadanos pretenden, según Homs, que se renuncie al referéndum, "la gente quiere votar y, al final, se votará, de una forma u otra se votará", ha asegurado. "¿Qué van a mandar los tanques?, ¿nos van a inhabilitar a todos?", ha preguntado el diputado catalán, para quien no es cierto el diálogo que propugna el Gobierno. En su opinión, se trata más de "un monólogo" y de "propaganda, si se quiere legítima, pero propaganda al fin y al cabo".

"Sí o sí habrá urnas, sí o sí habrá colegios abiertos y evidentemente no van a mandar ni los tanques ni matones, como ya pasó el 9 noviembre y va a volver a pasar en esta ocasión, en la que además esto será decisiorio", ha insistido.


El Alto Tribunal frena la consulta de 2017

Las declaraciones de Homs se producen después de que el Tribunal Constitucional haya suspendido cautelarmente la resolución del Parlamento catalán que abría la puerta a un referéndum unilateral en 2017.

El pasado 6 de octubre, el Parlamento autonómico aprobó, con los votos de Juntos por el Sí (JxSí) y la CUP, una resolución que fijaba una nueva hoja de ruta soberanista, con un referéndum "vinculante", con o sin aval del Estado, como muy tarde para septiembre de 2017.

El Gobierno llevó la resolución al TC, que ahora la ha suspendido al admitir a trámite el incidente de ejecución del Ejecutivo central.

Como en ocasiones anteriores, el Alto Tribunal ha alertado a los miembros de la Mesa del Parlament y del Govern de las responsabilidades, también penales, en las que pueden incurrir si no cumplen su deber de "impedir o paralizar" cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada.


Reacciones desiguales

Desde JxSí, el presidente de su grupo parlamentario, Jordi Turull, ha asegurado que se mantiene el compromiso de convocar el referéndum, por lo que no se "distraerán" con sentencias del TC. También ERC ha replicado al TC: "Seguiremos adelante, nadie detendrá nuestras ansias de libertad", ha escrito en Twitter.

Mientras tanto, la CUP ha exigido al Gobierno catalán un "compromiso explícito" de que los Mossos no irán de la mano del TC, el Código Penal y las instituciones españolas para impedir el referéndum.

Por su parte, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha opinado que la suspensión cautelar dictada por el TC pone de manifiesto la necesidad de apostar por vías de diálogo y no por la "unilateralidad". El coordinador general del PPC, Xavier García Albiol, cree que la decisión del TC es una "oportunidad" para que el Govern se aparte de la "radicalidad" de la CUP y emprenda la vía del diálogo.

En el Congreso, PP, PSOE y Ciudadanos han rechazado una propuesta del PDECat, apoyada por ERC, para crear una comisión parlamentaria que estudie la convocatoria de un referéndum pactado en Cataluña.

La diputada del PSC en el Congreso Meritxell Batet ha defendido que "se abra paso el diálogo, la negociación y la posibilidad de acuerdos" para resolver el problema de Cataluña.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha opinado que la suspensión del referéndum es la "enésima constatación" de que la vía independentista es un "camino sin salida", al tiempo que ha pedido al Gobierno que no plantee como solución la reforma del Estatut.

El portavoz de Catalunya Sí Que Es Pot en el Parlament, Joan Coscubiela, ha destacado que la resolución que promovió su grupo en favor de un referéndum acordado no ha sido anulada por el TC, por lo que ha pedido a Puigdemont que la asuma como la "vía" adecuada.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es