18 de noviembre de 2019, 12:34:58
Nacional

RESUMEN DE LAS NOTICIAS MÁS RELEVANTES DE LOS ÚLTIMOS 366 DÍAS


2016, un año convulso: estas fueron las noticias más relevantes

EL IMPARCIAL

El bloqueo político en España, el Brexit, Colombia, Trump...


Al final, fueron diez meses sin Gobierno, pero pudieron ser más. Roto el bipartidismo, el resultado del 20D nos llevó al 26J. Y pudo ser peor: la incapacidad de los líderes políticos para negociar, a pesar del mandato de las urnas, a punto estuvo de llevarnos a vivir tres elecciones generales en menos de doce meses.

Eso sí, la amenaza permanente no nos la quitó nadie… hasta que el PSOE saltó por los aires en un surrealista e inolvidable Comité Federal que enterró el “no es no” de Pedro Sánchez, cuya dimisión despejó el camino a una abstención que resolvió el entuerto a pocas horas del límite legal. Hay Gobierno, sí, pero también muchísimas dudas con (y en) un Partido Socialista que intenta coser sus profundas y sangrantes heridas, para las que, de momento, no encuentra hilo. Mientras tanto, la hemorragia la intenta contener con una gestora que capitanea Javier Fernández… bajo la sombra de Susana Díaz.

Pero Podemos sigue echando sal. Y ese es, precisamente, el otro fantasma que sobrevuela Ferraz. Eso sí, las últimas semanas del año dejan un partido morado roto prácticamente por la mitad: las diferencias entre Pablo Iglesias e Íñigo Errejón ya no solo no son veladas, sino que han dejado paso a una guerra abierta entre pablistas y errejonistas, que se acusan mutuamente de llevar a la formación por el camino de la “destrucción”. El PSOE evitó dos veces un sorpasso que las encuestas daban por seguro. El efecto Podemos se desinfla: ¿hasta dónde?

Ciudadanos también se las prometía muy felices en 2016. España pedía cambio (tranquilo) y las encuestas nos lo daba, no así las urnas. Buenos resultados para un partido nuevo, pero muy lejos de lo que auguraban los sondeos. En un año marcado por los vetos cruzados y las líneas rojas hay que reconocer que los de Albert Rivera se sentaron a negociar, primero con el PSOE y luego con el PP. Lo hicieron, siempre defendieron, “por el bien de España” y para “ser útiles” a un país que se tenía que “poner en marcha”.

En el ámbito nacional, corrupción es una de las palabras que define 2016. En 2016 se han celebrado los juicios de corrupción más sonados de los últimos años: Nóos, Gürtel, tarjetas black… Conceptos ligados, sobre todo, a esa retahíla de nombres propios inimaginables en un banquillo hace solo unos años: Cristina de Borbón e Iñaki Urdangarin; Luis Bárcenas, Francisco Correa y Luis Sepúlveda; Rodrigo Rato y Miguel Blesa. Acaba 2016, quizás el año judicial más mediático que se recuerda.

En una de sus caras más dramáticas, España sigue sumando muertas y huérfanos por violencia machista. Una realidad que llevó a que el 15 de noviembre el Pleno del Congreso alcanzase el primer gran acuerdo de la legislatura al aprobar por unanimidad la creación de una subcomisión que tiene por objeto articular un pacto de Estado para combatir una lacra tristemente convertida en habitual en las páginas de sucesos.

Y a todo esto Cataluña, donde 2016 empezó con la negativa de la CUP de investir a Artur Mas, una postura que presagiaba la repetición de las elecciones. Pero no hizo falta. El último día del plazo legal para formar Gobierno, Juntos por el Sí lograba el apoyo de los anticapitalistas. Eso sí, el presidente de la Generalidad habría de ser cambiado: el elegido fue Carles Puigdemont. De marcado perfil independentista y desconocido hasta entonces fuera de los límites catalanes, en sus manos depositaba Mas el desafío soberanista.

Durante estos meses, unos y otros han redefinido una hoja de ruta que tiene como meta un referéndum “indefectible” en 2017. Un trabajo que se perfila en pleno pulso con los tribunales. La unidad gubernamental se tambalea, aunque si por algo resiste, es para promover una consulta soberanista antes de un año y para arropar a quienes tienen que responder ante la Justicia: Artur Mas, Joana Ortega, Irene Rigau, Francesc Homs, Carme Forcadell… Por delante un año en el que Cataluña volverá a ocupar muchos titulares: si la CUP no apoya los Presupuestos (que incluyen una partida de 5,8 millones de euros para el referéndum), forzará nuevas elecciones.

Populismos a ambos lados del Atlántico

En el ámbito internacional, la gran noticia del año ha sido la victoria de Donald Trump en las elecciones presidenciales del pasado 8 de diciembre. El magnate conservador logró destrozar todos los sondeos previos y se impuso a Hillary Clinton, con la que protagonizó arduos cruces de acusaciones personales a lo largo de una campaña que será recodada como una de las de más bajo perfil de la historia de la primera potencia mundial.
Ahora Trump tiene por delante cuatro años con mayoría en ambas cámaras en los que tendrá que decidir si lleva a cabo algunas de sus promesas electorales, como la de levantar un muro en la frontera sur con coste a las arcas mexicanas, la expulsión de millones de indocumentados o la reestructuración de la OTAN y la ONU.
El otro gran foco mediático ha tenido lugar a este lado del Atlántico y también con grandes dosis de populismo. Los británicos, con un 52 por ciento de sus votos, daban luz verde al brexit, la salida de Reino Unido de la Unión Europea. El resultado del referéndum le costaba el cargo a David Cameron, que presentaba su dimisión poco después de conocerse el resultado y era relevado por Theresa May, y abre un periodo de incertidumbre financiera y política en el Viejo Continente.
No muy lejos, en Oriente Medio, Siria e Iraq siguen siendo el escenario de la barbarie de Estado Islámico. Aunque los yihadistas pierden terreno ante las fuerzas de Baschar Al Assad y del Ejército iraquí, apoyadas por Rusia y la coalición internacional, respectivamente, los islamistas siguen asesinando y cometiendo toda clase de delitos en las zonas que ocupan,
Además, Fidel Castro, el histórico líder revolucionario y una de las grandes figuras políticas del siglo XX, fallecía hace unas semanas a la edad de 90 años. A pesar de que llevaba tiempo alejado del foco mediático en favor de su hermano Raúl, su muerte provocó reacciones encontradas en torno a su papel. Dictador cruento para unos, libertador para otros, su fallecimiento coincide con el deshielo de las relaciones entre Washington y La Habana.
Pero la actualidad internacional también ha visto en 2016 cómo Turquía sufría un intento de golpe de estado, el acuerdo de paz entre el Gobierno colombiano y las FARC tras medio siglo de conflicto, la propagación del virus del zika y el proceso de impeachment y posterior destitución de Dilma Rousseff en Brasil.

Sigue la crisis migratoria en la UE

Hace año y medio la UE vivió una de las peores crisis migratorias que se recuerda por la llegada de un millón de personas, principalmente huidas de la guerra de Siria. Una vez cerrada la ruta de los Balcanes y con Grecia devolviendo refugiados a Turquía gracias a un pacto suscrito, la UE ha adoptado en los últimos meses un nuevo enfoque que se centra ahora en dificultar la llegada de los inmigrantes “económicos” procedentes de África. Para ello, la UE trabaja acuerdos con Mali, Senegal, Etiopía, Níger y Nigeria, que sirven de salida o tránsito de inmigrantes.

Aun así y pese a que se ha puesto en marcha la Guardia Europea de Fronteras y Costas, que viene a reforzar al Frontex con1.500 agentes que se desplegarán a cualquier puesto fronterizo bajo presiones migratorias "desproporcionadas", más de 5.000 refugiados e inmigrantes han fallecido en su intento por cruzar el Mediterráneo. Son cerca de 1.500 muertes más que en el mismo periodo de 2015. La llegada por mar fue de 358.156 refugiados e inmigrantes a Europa desde que empezó este año. Y pese a la reducción del flujo migratorio de un año a otro, las muertes han aumentado con respecto al año pasado.
Noticias relacionadas:
Principales noticias nacionales de 2016
Principales noticias internacionales de 2016
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es