22 de octubre de 2020, 11:41:18
Deportes

ANÁLISIS DEPORTIVO


Análisis deportivo. Efecto Sampaoli-Lillo

Juan Maestre Muñoz


La llegada al banquillo sevillista hace unos meses de Jorge Sampaoli fue incierta y algo complicada, pero actualmente su estilo se ha ganado el respeto de España y Europa. El técnico argentino ha encajado a la perfección en el club andaluz. Su nula experiencia en el fútbol europeo no ha sido problema para su integración. La experiencia en el fútbol sudamericano está sirviendo al entrenador argentino. Antes de llegar a Sevilla, “el hombrecito” como le llama la afición sudamericana a este magnífico entrenador, dejó su huella en el fútbol peruano dirigiendo a clásicos del fútbol de este país como Juan Aurich y Sporting Cristal; también en el fútbol chileno dejó su huella en el equipo de la Universidad de Chile y en la selección Chilena. Consiguió que el combinado de Chile fuera campeón de América.

Las dudas del fútbol europeo sobre los métodos de Sampaoli se disiparon muy rápido. El nuevo Sevilla tiene un estilo que mezcla el fútbol sudamericano con el fútbol europeo. “El profe” como le han empezado a conocer a Jorge Sampaoli por Sevilla ha cambiado totalmente el juego de los últimos años del Sevilla. Este cambio es de aplaudir. Este nuevo Sevilla ha dejado de ser aquel equipo que se replegaba y buscaba un fútbol directo. El Sevilla de Sampaoli no quiere especulación. Quiere enamorar. El dominio del balón es una norma para los jugadores. No importa el rival, el Sevilla de Sampaoli tiene que tener el dominio absoluto del balón con el único objetivo de atacar y atacar. Cuando el Sevilla no tiene el balón el objetivo es presionar y presionar hasta ahogar al equipo rival.

El Sevilla está mejorando las estadísticas respecto a temporadas pasadas. A mediados de enero, el equipo ocupa la segunda posición de la liga española a tan sólo cuatro puntos del todopoderoso Real Madrid. Este Sevilla no sólo es admirado en la competición local, sino también en la Champions League que ha llegado a Octavos de Final con una participación en la fase de grupos exitosa.

¿Por qué triunfa Sampaoli en Europa? La respuesta es sencilla. Jorge Sampaoli tiene como segundo entrenador desde hacer varias temporadas en todos sus proyectos al genial entrenador español José Manuel Lillo. El tolosarra es la pieza por la cual el fútbol del entrenador sudamericano está cuajando en España. Lillo ha sabido interpretar el fútbol del entrenador argentino e insertarlo e introducirlo en este nuevo Sevilla. Muchos entrenadores americanos sin experiencia en el viejo continente llegarían a Europa y se obsesionarían con sus métodos sin darse cuenta de que es fundamental estudiar y adaptarte al país donde compites. El “hombrecito” se ha adaptado gracias en gran parte a Lillo. Sampaoli es un estudioso del fútbol. No deja nada al azar. Sus rivales son desgranados hasta el último detalle. Este nuevo Sevilla de toque y lujuria ofensiva se encuentra cómodo con el sistema 1-3-5-2, un sistema de superioridad en el centro del campo. Pero esto no quiere decir que siempre se juegue con este sistema de juego. Lillo y Sampaoli no son entrenadores cerrados y también apuestan por sistemas clásicos como el 1-4-4-2, sistema de contraataque, o el mítico sistema de 1-4-1-4-1 en donde se controla el juego y a la vez el equipo se protege a la perfección con un medio centro defensivo.

El actual entrenador argentino no sólo es un perfecto estratega, sino que es un gran motivador. Sus carreras por la banda y sus arengas antes de los partidos son sencillamente espectaculares. Un ejemplo claro de sus dotes es Vietto. El ex delantero del Atlético de Madrid es un jugador nuevo con Sampaoli. Los llantos por su falta de gol quedaron atrás. Ahora todo son sonrisas con los goles del argentino en Nervión.

En fin, creo que este Sevilla es un firme candidato para ganar la liga. No es poco.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es