23 de septiembre de 2021, 11:11:04
Mundo

QUIERE CONTROLAR LA INMIGRACIÓN QUE LLEGA DESDE LA UNIÓN EUROPEA


Theresa May confirma un Brexit duro e inmediato

Daniel Villagrasa

Buscará un acuerdo comercial con la UE. Por D. Villagrasa






Ecos imperiales en el discurso sobre el papel del Reino Unido en el discurso de Theresa May sobre las condiciones de la nación anglosajona para marcharse de la Unión Europea. Un “nación global fuerte y comercial”, así se ha referido May a su propio país, que “mira hacia el futuro”. China, Brasil, o miembros de la Commonwealth y el antiguo Imperio Británico como Australia, Nueva Zelanda o la India, han estado presentes en el discurso de la primera ministra británica. Tampoco se ha olvidado del presidente entrante de los EEUU, Donald Trump, que ya ha bendecido el Brexit. Se ha referido a la cultura y la historia del Reino Unido, “claramente internacional”. “Somos los más ricos culturalmente, los racialmente más diversos”, ha dicho.

“Estamos abandonando la Unión Europea, no Europa”, ha reiterado en varias ocasiones Theresa May, que ha manifestado su voluntad de garantizar los derechos de los comunitarios que viven en Reino Unido y de los británicos que residen en el Continente “lo antes posible”. También se ha referido a la frontera que surge frente a la Unión Europea e Irlanda. May ha subrayado que controlará el número de inmigrantes que entrarán en el país, una vez se retire de la Unión.

Sin embargo, no ha querido dar la sensación de que Reino Unido da un giro proteccionista a sus políticas. "Queremos derrivar cuantas trabas al comercio como sea posible", ha manifestado.

El discurso de May se ha celebrado en el palacete londinense de Lancaster House y en él ha confirmado la frase filtrada a la prensa: Reino Unido no estará “mitad dentro, mitad fuera” de la Unión Europea, sino que la ruptura será total. Eso no significa, ha dicho May, que ambas partes no puedan seguir siendo aliadas. De hecho, ha deseado lo mejor a la Unión Europea, ya que considera que está en el interés británico el éxito del proyecto comunitario.

Sin embargo, May sí que se ha referido a la falta de flexibilidad de la Unión, que no ha sabido encajar en su opinión al Reino Unido, al que se le ha percibido como un miembro extraño. También se ha referido a que la economía británica ha perdido oportunidades al no poder negociar tratados comerciales con otros países del mundo por libre.

Eso sí, May ha confirmado que la inteligencia británica seguirá colaborando con la UE en materia de prevención del terrorismo, entre otros asuntos. También que será el Parlamento británico el que habrá de confirmar con su voto las condiciones del Brexit.

En cuanto a los mercados financieros, muy pendientes de la primera ministra británica, la libra esterlina se ha disparado en los mercados de divisas tras las palabras de May, después de haber mostrado un comportamiento bajista durante la mañana.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es