28 de noviembre de 2020, 12:03:07
Mundo

CISJORDANIA


Israel anuncia en una semana la construcción de 5.500 casas en territorio palestino

EL IMPARCIAL

Netanyahu tampoco ha perdido el tiempo tras la llegada de Trump.


Donald Trump prometió, durante su campaña y tras ser elegido, que las relaciones entre su país e Israel experimentarían un giro con respecto a lo acontecido con su antecesor -que permitió, como legado desafiante, que la ONU afeara los asentamientos-. Y así se está evidenciando: desde el pasado martes, Benjamín Netanyahu, primer ministro, y Avigdor Lieberman, ministro de Defensa, han anunciado la construcción de 5.500 casas en colonias de territorios palestinos sitos en Cisjordania.

En una semana, a través de un proceso de dos etapas completado hoy con la aprobación de la edificación de 3.000 viviendas, el Ejecutivo israelí ha actuado con más vehemencia que nunca en su relación con sus vecinos. Este proyecto coincide con la evacuación decretada a Amoná, por orden judicial, lo que puede leerse como una respuesta gubernamental. "Dos mil unidades están preparadas para la comercialización inmediata y el resto se encuentra en diversas etapas de depósito y efecto", rezaba el comunicado de Defensa ampliado por su titular: "Estamos en un nuevo período en el que la vida en Cisjordania vuelve a la normalidad y puede ser una respuesta adecuada a las necesidades de la vida en la región".

A pesar de la condena de la comunidad internacional (absetención mediante de Obama en la última resolución 2334 aprobada en diciembre en el Consejo de Seguridad), el Ejecutivo de Netanyahu ha ampliado el proceso de construcción en los territorios ocupados desde 1967 e, incluso, ha dado permiso para la edificación en Jerusalén Este, acto sobre la que el saliente Gobierno de Estados Unidos dedicó ácidas críticas en los últimos años.

Corren nuevos vientos en Washington y también en Israel. Lo cierto es que el anuncio ha sido publicado horas antes de la ejecución del desalojo de la colonia de Amoná -Cisjordania-. Fuentes de la región aseguran que los habitantes ya han recibido la notificación del Ejército Israelí (firmada el 30 de enero) que les instaba a desalojar el asentamiento en 48 horas. El Gobierno ha tratado de impedir el desalojo y solicitó una moratoria para reubicar a los residentes en tierras próximas, también en territorios ocupados.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.elimparcial.es