28 de enero de 2021, 2:19:03
Cultura

LIBRO DEL AÑO


Patria, de Aramburu, Premio Francisco Umbral

EL IMPARCIAL

Se trata de una "gran epopeya del terrorismo".


La Fundación Ortega-Marañón ha acogido este miércoles la entrega del Premio Francisco Umbral al libro de Fernando Aramburu por su novela Patria. Por primera vez, el galardón ha sido entregado por unanimidad.

Dotado con 12.000 euros, este premio literario reconoce la obra de Aramburu como una "gran epopeya del terrorismo" y como un "sólido testimonio literario que perdurará como crónica de gran valor histórico para entender el siglo XX".

El jurado ha estado integrado por Manuel Llorente, César Antonio Molina, Fanny Rubio, Santos Sanz Villanueva, Fernando R. Lafuente, Carlos Aganzo y Juan Cruz.

Los candidatos al premio son libros escritos en castellano y editados entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2016. Otros ganadores han sido Las cuatro esquinas, de Manuel Longares; La cabeza en llamas, de Luis Mateo Díez; En la orilla, de Rafael Chirbes; Réquiem habanero por Fidel, de Juan José Armas Marcelo, y y Desaprendizajes, de José Caballero Bonald.


El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido el Txato, asesinado por los terroristas, que ha decidido volver a la casa donde vivieron. ¿Podrá convivir con quienes la acosaron antes y después del atentado que trastocó su vida y la de su familia? ¿Podrá saber quién fue el encapuchado que un día lluvioso mató a su marido, cuando volvía de su empresa de transportes? Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori alterará la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo de su vecina Miren, amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari, un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori. ¿Qué pasó entre esas dos mujeres? ¿Qué ha envenenado la vida de sus hijos y sus maridos tan unidos en el pasado? Con sus desgarros disimulados y sus convicciones inquebrantables, con sus heridas y sus valentías, la historia incandescente de sus vidas antes y después del cráter que fue la muerte del Txato, nos habla de la imposibilidad de olvidar y de la necesidad de perdón en una comunidad rota por el fanatismo político. (Tusquets)
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2021   |  www.elimparcial.es