18 de octubre de 2019, 23:03:27
Deportes

RUGBY - TERCERA JORNADA


Seis Naciones. Escocia desmoraliza a Gales | 20-13

EL IMPARCIAL

Los escoceses se dispararon en una segunda parte excepcional.


La tercera jornada del Seis Naciones arrancó con un interesante duelo entre Escocia y Gales, dos de los equipos que mejor habían jugado en las primeras fechas pero que se saben lejos del favoritismo de Inglaterra. El partido, disputado bajo un compás equilibrado, vendría a refutar las sensaciones del conjunto local, que se impuso a Irlanda en el fin de semana inaugural y rozó la sorpresa en el feudo francés en el partido precedente. Con este triunfo, cosechado por un 29 a 13, los escoceses escalan a la segunda plaza de la tabla.



Hacía más de una década que no se imponían a los Dragones. Pues bien, hubieron de trabajar y mostrar una notable convicción para romper con esa nefasta racha y salir triunfantes este sábado. De hecho, el enfrentamiento, que dio comienzo con un golpe de castigo local -obra de Finn Russel-, se pintó de rojo con celeridad gracias al galope del atino de Halpenny y Liam Williams, que voltearon el electrónico para establecer una brecha en favor visitante, más acorde con los antecedentes. Así, el descanso registró un 9-13 que congeló el ardor de una tribuna ilusionada con dar la vuelta a la historia reciente.



Sin embargo, el graderío asistiría a una remontada legendaria en la élite del rugby. Escocia, que salió mejor en la reanudación, convirtió tal apariencia en estadística y sensaciones con celeridad, dibujando un segundo acto sublime en el que alcanzaron a borrar el orgullo galés, que quedaría reducido al rol de sujeto pasivo de lo que se le venía encima. Murryfield, en Edimburgo, ardió ante la acumulación de fallos visitante y la firme y seria ejecución de los locales. Y el milagro se obró.



Tommy Seymour alzó el telón con un ensayo convertido por Russell. El acierto en el chut a palos del mencionado pateador sembró el terreno que terminaría de cultivar la anotación determinante de Tim Vesser, a los 66 minutos de juego. De este modo, Escocia se encarama a la segunda plaza, por detrás de Irlanda y a falta de que Inglaterra juegue su partido, y relega a los galeses al marasmo, pues encadenan dos derrotas consecutivas y comprueban cómo su ansia de aspiración a título se deshacen.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es