14 de diciembre de 2019, 1:46:06
Deportes

JORNADA 24


Resumen de La Liga. El Real Madrid sale a flote ante la resurrección del Barcelona

M. Jones

Además, el Sevilla sigue sin ceder una pulgada en su lucha por el título.


La Liga vivió este fin de semana la primera de sus jornadas trascendentales, y eso que todavía no se ha cerrado febrero. El pinchazo del Madrid en Mestalla hace días y el 4-0 sufrido por el Barcelona en París tiñeron de incertidumbre una jornada en la que los gigantes del fútbol español visitaban a dos de los coliseos más complicados del calendario. Los merengues se jugarían el liderato en el Estadio de la Cerámica ante el Villarreal y los catalanes afrontaban su última visita liguera al Vicente Calderón. Pues bien, los pronósticos no fallaron el tiro y se experimentó un domingo delicioso en cuanto a espectáculo, intensidad y emoción.



Los punteros defendieron tal condición en el colofón de la fecha. Para ello, hubieron de sobrevivir a sus fantasmas -de desidia, falta de concentración y ruptura táctica- y al guión de Escribá, que mezcla la seriedad de la mejor defensa del campeonato con una capacidad genuina para matar en transición. Pues bien, los levantinos deshicieron a un Madrid sacado de eje con el paso de los minutos y cocinaron un 2-0 que fructificaría en el segundo acto y con goles, a la contra, de Trigueros y Bakambu. Corría el minuto 57 y los de Chamartín estaban en la lona, sabiéndose en crisis y sin asideros estratégicos. La titularidad de Bale había vaciado la consistencia de su centro del campo y el equipo entero sufría.



Se la jugó, entonces, Zidane: quitó a Casemiro y metió a un Isco imponente. La entrada del malagueño, iluminado, y el cansancio local abonaron el terreno para que la épica volviera a acontecer del lado merengue. El galés descorcharía el paroxismo venidero con un cabezo a la red que batió a Andrés Fernández (Asenjo, lesionado de gravedad, fue sustituido en el primer acto) en un paradigma de centros laterales, con Carvajal y Marcelo como adalides. Por esta vía cazó el visitante un penalti muy polémico -por mano de Bruno- que Ronaldo transformó y Morata -que sentó a Benzema- redondearía la estremecedora remontada con un cabezazo a la red tras centro del lateral carioca en el tramo final. Salvó los muebles, in extremis, un equipo capaz de combinar su peor y mejor cara en 90 minutos para responder a la presión de sus perseguidores.



Horas antes tomó el Barcelona la ribera del Manzanares con un gol astuto de Messi sobre la hora. El argentino, ausente durante toda la visita, fue determinante para neutralizar la dominante proposición de un Atlético que negó la pelota al coloso y le llegó a empatar con testarazo de Godín (Rafinha había adelantado a los culés en la reanudación). El bloque dirigido por Luis Enrique estrenó una formación con tres centrales, tres mediocampistas y cuatro atacantes con vistas a la remontada a la que están obligados para acceder a cuartos de Champions. Y le salió bien, aunque sufrió para contener los avances locales y controlar el duelo gracias a la posesión. Con esta importante victoria, que les llegó a colocar en el primer puesto, se quedan segundos, a un punto de su enemigo íntimo.



Por detrás aparece un Sevilla indomable. A estas alturas cuesta mucho ya calificar su oficio, soltura y posición de sorprendentes. El sábado conquistaron el Villamarín tras remontar (1-2) el tanto de falta directa anotado por Durmissi. Había marcado la pauta un Betis superior en el derbi sevillano, pero Sampaoli cambió a su equipo en el intermedio y sus sustituciones -Ben Yedder por el ‘Mudo’ Vázquez y, sobre todo, la entrada de Iborra- ganaron los tres puntos. Del espigado centrocampista brotó el empate anotado por Mercado y el gol definitivo que añadió a su mochila el ex jugador del Levante. No para ni frena el conjunto hispalense, que durmió colíder, con los mismos puntos que el Madrid.



La Real Sociedad lidera la pugna por los puestos que dan acceso a competición europea. Lo hace gracias a su victoria en cancha de Las Palmas, donde triunfaron con el solitario gol de Xabi Prieto. Los donostiarras yacen a un punto del Atlético (cuarto) y con ocho de colchón sobre la frontera continental. En esa posición límite se asientan Eibar y Athletic, con 38 puntos. Los primeros acribillaron a un digno Málaga (3-0) con dos goles de Adrián y los segundos asolaron la fe de un Granada impotente, que cayó 3-1 en San Mamés por sus errores defensivos.



Por último, la guerra por la permanencia sigue configurando su desenlace. Con el Valencia pisando terreno firme (aunque cayó con justicia en Mendizorroza ante el Alavés), el Leganés se encargó de tomar oxigeno y embarrar a un Deportivo que cesó a su técnico tras ser goleado en territorio peinero (4-0, con exhibición de El Zhar). Además, Osasuna y Sporting no consiguieron sacar la cabeza, pues los rojillos perdieron con claridad (3-0 ante el sólido Espanyol) y el Sporting sólo pudo sumar un punto ante un Celta resacoso (1-1) a pesar de dominar casi 70 minutos del envite.
El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es