16 de octubre de 2019, 3:56:51
Cultura

A CARGO DE LA ORQUESTA SINFÓNICA Y EL CORO DE RTVE


Los Reyes presiden este miércoles el concierto por las víctimas del terrorismo

Alicia Huerta

Sus Majestades los Reyes presidirán el próximo miércoles 8 de marzo el XV Concierto homenaje a las Víctimas del Terrorismo, que se celebrará en el Auditorio Nacional a partir de las 19.30 horas a cargo de la Orquesta Sinfónica y Coro de Radiotelevisión Española.


D​on Felipe y Doña Letizia estarán presentes en la décimo quinta edición del Concierto "In Memoriam" en homenaje a las víctimas del terrorismo, que organiza la Fundación Víctimas del Terrorismo, con el apoyo del Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, la Fundación Montemadrid, la Orquesta y Coro de RTVE y el Ayuntamiento de Madrid. Bajo la dirección de Miguel Ángel Gómez-Martínez y con Javier Corcuera como director del Coro, la Orquesta Sinfónica y Coro de Radiotelevisión Española ofrecerá, en el Auditorio Nacional de Madrid, el Concierto “In Memoriam” Homenaje a las Víctimas del Terrorismo. Participarán, asimismo, la veterana soprano extremeña María Espada, la mezzosoprano catalana Mireia Pintó y el tenor canario Agustín Prunell-Friend.

En el ya tradicional concierto homenaje a las víctimas del terrorismo – la primera edición del mismo fue presidida por Su Majestad la Reina Doña Sofía el 25 de junio de 2003 - se interpretará un programa integrado, para la primera parte de la velada, por la Sinfonía número 8 en si menor, "Inacabada", de Franz Schubert, compuesta en 1822 pero que no fue descubierta hasta varios años después de la muerte del compositor. Considerada un compendio musical de las experiencias estéticas de aquella época (1819-1822), el nombre de Inacabada o Inconclusa (en alemán, Unvollendete) se debe a que solo consta de dos movimientos, aunque nada demuestra, por otra parte, que Schubert pensara o estuviera decidido a hacer el resto. En todo caso, son diversas las teorías que tratarían de explicar por qué el gran compositor austriaco no llegó a finalizar su trabajo. La más extendida es que Schubert recibió el diagnóstico de que padecía sífilis tan solo un mes después de comenzar a escribir la sinfonía y, como consecuencia, abandonó la obra. Posteriormente, se la dio a su amigo Josef Hüttenbrenner y este, a su vez, se la regaló a su hermano Anselm, quien finalmente se la entregaría a Johann Franz von Herbeck, el compositor y director austriaco que la interpretó en Viena por primera vez. En la segunda parte del concierto, se interpretará el Réquiem en re menor, K.626, de Wolfgang Amadeus Mozart, la decimonovena y última misa escrita por el compositor de Salzburgo, fallecido en 1791, antes de terminarla. El compositor Franz Xaver Süssmayr, discípulo suyo, la finalizó, y el propio autor, ya enfermo, le dio numerosas indicaciones para hacerlo.

El Imparcial.  Todos los derechos reservados.  ®2019   |  www.elimparcial.es